Endeudamiento externo anticipa volatilidad para el próximo año

Analista Investigaciones Económicas Corficolombiana Ante la expectativa de una pausa en los ajustes monetarios en Estados Unidos, y con la confirmación de esta decisión el 8 de agosto, se abrió la puerta en los mercados financieros para reducir las especulaciones en materia de liquidez, y por lo tanto alcanzar una mayor tranquilidad. (VER GRAFICO)

POR:
agosto 17 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-17

A pesar de que a primera instancia la decisión de la autoridad monetaria estadounidense fue interpretada positivamente por los mercados debido a la reducción en las perspectivas de un apretón de la liquidez externa en el corto plazo, esta decisión también envía señales de moderación en el crecimiento económico de Estados Unidos. Esto último, acompañado de una mayor incertidumbre frente a los problemas geopolíticos y los efectos económicos que se derivan de un alza prolongada en los precios del petróleo, se convierten en elementos que amenazan el futuro comportamiento de los mercados financieros, especialmente hacia finales del 2006 y el primer semestre del 2007. Dadas estas perspectivas, y con miras a aprovechar la menor aversión al riesgo de los inversionistas debido a la reducción en la volatilidad de los mercados, varios países han comenzado a tomar decisiones enfocadas a cambiar su situación de endeudamiento externo, adoptando estrategias que en ocasiones resultan opuestas. Mientras que algunas naciones han persistido en su interés por disminuir el riesgo cambiario de su economía a través de un menor stock de deuda pública externa, otras han vuelto a buscar el financiamiento externo. En el primer grupo de países, se encuentran Brasil y México, naciones que vienen ejerciendo estrategias para recomponer el endeudamiento público. En efecto, el 10 de agosto México anunció su intención de prepagar 9.000 millones de dólares de deuda externa contraída con organismos multilaterales y de recomprar 3.300 millones de dólares en bonos externos. En el segundo grupo de países se encuentran Colombia, Argentina y Venezuela. En el caso de Colombia, el 21 de julio la Nación colocó un título externo con vencimiento en enero del 2017 por 1.000 millones de dólares, operación que además de alcanzar una sobredemanda de 2.100 millones de dólares, reflejó que el Gobierno está dispuesto a ampliar su stock de deuda externa para aprovechar las condiciones actuales. Continuando con esta estrategia, el miércoles de la semana pasada la Nación reabrió la emisión del TES Global 2015, por 300 millones de dólares. La emisión de 1.000 millones de dólares estuvo asociada al interés de las autoridades económicas por prefinanciar las necesidades de recursos del 2007, mientras que la reapertura fue llevada a cabo con el objetivo de reemplazar una proporción de los recursos que provendrían de colocaciones locales. Así, la reapertura permitirá reducir las subastas de TES, dejando pendiente 1,3 billones de pesos por colocar. Como estrategias, la decisión de reabrir el TES Global no había sido establecida en el Plan Financiero del 2006, mientras que la colocación de 1.000 millones de dólares responde a las necesidades de financiación externa para el 2007, las cuales ascienden a 2.200 millones de dólares. Esto último refleja, en nuestra opinión, la decisión de la Nación de aprovechar las actuales condiciones del mercado. En efecto, en los últimos días el EMBI+Colombia volvió a romper los 200 puntos. Adicionalmente, es una medida que responde a la perspectiva de mayor volatilidad en el 2007 a causa de un menor crecimiento global. Lo anterior resulta claro si se considera que la prefinanciación constituye un carry negativo para la Nación, que se justifica por el riesgo de un mayor costo de endeudamiento en el 2007. En Corficolombiana reafirmamos nuestra perspectiva con relación a un contexto externo negativo en el 2007, derivado de una desaceleración en Estados Unidos. En este sentido, las decisiones enfocadas a aprovechar las condiciones de tranquilidad de los mercados financieros se constituyen en una buena estrategia para el manejo de las finanzas públicas.

Siga bajando para encontrar más contenido