Más energía eléctrica para el transporte en Bogotá

Bogotá enfrenta, con el uso de la electricidad, los desafíos en transporte público y cuidado del medio ambiente.

TransMilenio cuenta con una flota representativa de buses híbridos, con bajas emisiones de gases.

Mauricio Moreno/Portafolio

TransMilenio cuenta con una flota representativa de buses híbridos, con bajas emisiones de gases.

Finanzas
POR:
julio 22 de 2014 - 11:58 p.m.
2014-07-22

La ciudad adelanta proyectos para optimizar la movilidad y conservar el medio ambiente a través del uso de otras tecnologías.

Ante los retos que esto genera, la Empresa de Energía de Bogotá constituyó la filial Empresa de Movilidad de Bogotá S.A.S. ESP, conformada por la Empresa de Energía de Bogotá S.A. ESP y EBB Gas S.A.S., cuyo objeto es el desarrollo del componente eléctrico para sistemas de transporte masivo, de pasajeros, de carga y otras modalidades.

De acuerdo con Sandra Stella Fonseca, presidente del Grupo de Energía de Bogotá, la entidad está estructurando diferentes proyectos de movilidad eléctrica bajo la modalidad de asociaciones público privadas ( APP), entre las cuales se encuentran Bogotá Eléktrika, con miras a la electrificación parcial de troncales de TransMilenio, correspondientes a las Fases I y II, y a la puesta en operación de buses de cero o bajas emisiones; y la APP ‘Tren en corredores occidente y sur’, una iniciativa que busca poner en operación sistemas de trenes tranvías en los corredores existentes de la Estación de la Sabana - Facatativá y la Estación de la Sabana - Soacha.

Para el alcalde Gustavo Petro, lo que se quiere es que “la ciudad tenga buses nuevos eléctricos o semieléctricos.

Ese es uno de los grandes empeños y saltos que queremos dar en el transporte público masivo y por ello se están agenciando estas asociaciones”, a lo que agregó que “el objetivo es lograr una electrificación de los buses de las fases I y II TransMilenio”.

Y es que este tipo de tecnologías, de acuerdo con diversos estudios y análisis, se vienen convirtiendo en una de las alternativas más eficientes en el mundo.

Un claro ejemplo se observa en el artículo Energía eléctrica, alternativa para el transporte urbano en Colombia, publicado en el boletín del ‘Observatorio colombiano de energía’, que indica que “en sistemas metro, el consumo de energía para movilizar un pasajero en una distancia de un kilómetro es de 0,15 KWh; en un bus eléctrico articulado el consumo es de 0,18 KWh; en un bus diésel articulado, 0,40 KWh; en un vehículo de gasolina se requiere un consumo de 0,65 KWh”, lo que evidencia, según su autor, Edder Alexander Velandia, “que el uso de la energía eléctrica como combustible en el transporte masivo representa mayores beneficios energéticos, en comparación a modos de transporte de combustión interna”.

El compromiso con estas iniciativas se encuentra liderado desde la Alcaldía Distrital que, a través del Decreto 477 de 2013, obliga a la implementación de nuevas tecnologías de buses con cero o baja emisiones de gases y CO2 y de mayor eficiencia energética que aplica para el Sistema integrado de Transporte Masivo y que incluye las troncales de TransMilenio.

EL OBJETIVO ES AUMENTAR EL USO DE ENERGÍA ELÉCTRICA

De acuerdo con Sandra Stella Fonseca, presidente del Grupo de Energía de Bogotá, otro de los objetivos es impulsar la demanda eficiente de energía, que permita estructuralmente mejorar la rentabilidad económica.

“Colombia tiene un consumo de energía eléctrica per cápita de 1.067 Kilovatio/hora por habitante mientras que el promedio a nivel mundial es de cerca de 3.100 Kilovatio/hora por habitante, lo que indica que tenemos un gran potencial de crecer la demanda de energía de manera eficiente”, enfatizó.