Energía renovable para las comunidades más alejadas

Energía renovable para las comunidades más alejadas

POR:
febrero 27 de 2013 - 05:00 a.m.
2013-02-27

k Sheyla Vanessa Rojas k Redactora CEET Proporcionar soluciones energéticas para 80 zonas rurales no interconectadas de Colombia es una de las tres tareas recientes del programa de Energía Limpia para Colombia, que patrocina la Agencia de Cooperación Internacional de los Estados Unidos (Usaid). Se trata de incorporar alternativas energéticas renovables y eficientes que apunten no solo a la disminución del impacto al medio ambiente, y reduzcan las emisiones de CO2, sino además, empoderen a las comunidades y transformen un lugar específico en una zona autosostenible. "Este es un trabajo que está comenzando, a través de la identificación de los sitios y con la definición de los objetivos que necesita cada uno", dice Álvaro Zapata Cadavid, especialista en Energía Renovable de Usaid. Cuenta que en una comunidad perteneciente al municipio de Dibulla, en la Guajira, se identificó la labor que hacen las hermanas de la Madre Laura, quienes, a través de un centro de educación, forman a 250 niños de la región Kogui. "Como se trata de mejorar su calidad de vida, se realizará una reparación importante para una microcentral hidroeléctrica, una labor que vamos a emprender en conjunto con la pastoral social", explica el experto. En este momento, el Centro Etnoducativo Kogui cuenta con un sistema fotovoltaico, "no obstante, está mal organizado; los paneles se colocaron de manera individual, y no hay buenas conexiones entre estos, ni reguladores funcionando óptimamente. De tal manera que se va a reorganizar para que opere de una forma adecuada y la comunidad se pueda beneficiar", agrega Zapata Cadavid. Así mismo, la cocina de leña, en la que se preparan los alimentos para las hermanas y los estudiantes, es muy pequeña e ineficiente, en términos de consumo, y se requiere mucha madera para su funcionamiento; "por lo tanto, vamos a instalar una estufa eficaz, cuyo diseño permita que se maneje de una forma adecuada y que se reduzca considerablemente el uso de leños", puntualiza. El último componente que hace parte de las iniciativas, que se van a realizar en esa zona, es el establecimiento de un bosque leñero. Por lo tanto, en algunas áreas del terreno se sembrarán árboles que faciliten su producción. "Esto garantizará que se haga de una manera sostenible y no se destruya ningún bosque", subraya. Se espera que dentro de seis meses los trabajos estén terminados. Dice el experto, que se llevarán a cabo acompañamientos y seguimientos permanentes durante los tres años siguientes. Más alternativas sostenibles Teniendo en cuenta que el proyecto además de llevar soluciones energéticas, busca favorecer una actividad productiva, en el municipio de Nuquí, ubicado en el Chocó (Costa Pacífica colombiana), se están haciendo las evaluaciones respectivas para identificar las necesidades de varios grupos de personas, y si es necesario llevar microcentrales, que no solo iluminen los caceríos, sino que faciliten procesos de refrigeración para mantener, en el caso de los pescadores, su producción fresca, o, también, respaldar algún proceso agrícola, si es el caso. Por otro lado, en el Valle del Cauca se están realizando visitas a lugares donde viven algunas comunidades indígenas, en un trabajo conjunto con la CDC, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca. "De acuerdo con cada cita se definirá cuál es la tecnología apropiada en sitios como Dovio, Dagua, Florida, entre otros que se definirán más adelante", confirma.

Siga bajando para encontrar más contenido