En enero arrancan los multifondos

A partir de enero próximo, los 5,22 millones de colombianos que ahorran sus cesantías en los fondos privados deberán elegir entre dos opciones para invertir ese ahorro: una de corto plazo para quienes lo retiran con frecuencia, y otra de largo plazo para aquellos que las dejan guardadas por varios años. Esta es una de las medidas que contiene la reforma financiera, la cual acaba de ser sancionada por el presidente Álvaro Uribe y se convirtió en la Ley 1328 de julio del 2009.

POR:
julio 17 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-17

La nueva norma también establece que 14 meses después de su entrada en vigencia, deberá empezar a funcionar el régimen de multifondos para el ahorro pensional, que al igual que el de cesantías, implica darles más opciones de inversión a los cotizantes. Este cambio se aplicará entonces desde septiembre del 2010. Adicionalmente, la reforma fortalece las figuras de protección al consumidor, la cual le da más dientes al defensor del cliente y establece nuevos deberes a las entidades. Este paquete de medidas comenzará en julio del 2010, e incluye puntos como prohibirles a las entidades financieras que condicionen la prestación de un servicio a la adquisición de un paquete de productos o a que el cliente realice inversiones que no son necesarias para el servicio que está solicitando. Los cambios que tomarán más tiempo para entrar en vigencia son los que se refieren a la liberalización de los servicios financieros para que se adecuen a lo que fue pactado en los distintos tratados de libre comercio que negoció el país. Entre otras cosas, se permite la venta de seguros de empresas extranjeras que no tienen filial en Colombia, práctica que se hace en el país, en especial en pólizas de vida, pero que está prohibida. Para que esto se convierta en realidad se da un plazo de cuatro años, es decir, hasta el 2013. LO QUE YA ARRANCA Pese a que los cambios más gruesos de la reforma se demoran al menos seis meses para empezar a aplicarse, hay algunos que desde ya se deben poner en marcha. Uno de ellos se refiere a la creación de una especie de pensión por debajo del salario mínimo, denominada beneficio económico especial, para aquellas personas que no alcancen a ahorrar lo suficiente para su jubilación. Esta norma ya está habilitada, lo que falta es su reglamentación. Asimismo, se hacen efectivos los cambios de nombre de algunas entidades como las compañías de financiamiento comercial, que pierden el adjetivo comercial, y las casas de cambio, que se llamarán sociedades de intermediación cambiaria y de servicios especiales.Sociedades de servicios También se dan tres meses, es decir, hasta octubre, para que las fiduciarias, los almacenes generales de depósito, las administradoras de fondos de pensiones y de cesantías y las sociedades de intermediación cambiaria pasen a ser consideradas sociedades de servicios financieros. 5,28 billones de pesos admi- nistraban los fondos de cesantías al 30 de junio pasado.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido