Enero, un mes crucial para el desempeño de las bolsas

Enero, un mes crucial para el desempeño de las bolsas

POR:
enero 05 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-05

A partir de esta semana, empieza una importante fase de definición de las tendencias para el mercado bursátil de Estados Unidos.

Históricamente, las primeras jornadas de enero han estado entre las más sólidas en cuanto al desempeño de las acciones, debido a que es el momento en el que los inversionistas individuales y los fondos de pensiones inyectan grandes sumas de dinero en sus cuentas de retiro. Si la gente sigue su patrón habitual e invierte dinero en las bolsas en enero puede ser una señal de las perspectivas del mercado para las próximas semanas, incluso para todo el año.

Si las acciones suben en enero, suelen terminar el año en una posición de fortaleza. Si las acciones son débiles durante esta época habitualmente favorable, las acciones suelen tener un desempeño flojo.

Enero fue débil tanto en 2008 como en 2009. En 2008, el Promedio Industrial Dow Jones cayó otro 30% en los 11 meses siguientes, lo que marcó uno de los peores años del mercado bursátil de los que se tiene registro. En 2009, la caída de enero fue seguida de un bajón del 18% hasta tocar el punto más bajo en 12 años en marzo.
Sólo después de ese sufrimiento se recuperaron las acciones.

Esta vez, las acciones ya tuvieron un comienzo decepcionante.

En años normales, los inversionistas intentan ponerse a la delantera de la esperada subida de enero e impulsan los precios de las acciones a fines de diciembre. Desde 1990, el Dow ha aumentado un promedio de 1% en los últimos días hábiles de diciembre, según Ned Davis Research, más de cuatro veces el aumento promedio para períodos de cinco días en general. Sin embargo, en los últimos cinco días hábiles este diciembre, el Dow cayó 0,37%.

Ahora, los inversionistas temen por la posibilidad de que la debilidad de diciembre se extienda durante enero. De ser así, podría augurar un desempeño flojo para 2010, o por lo menos para los primeros meses.

Por ahora, hay indicios favorables. El lunes, primer día de negociaciones de las bolsas del año, el Dow cerró con un alza de 1,5%, o 155 puntos, a 10.598,96, gracias a informes optmistas acerca de la actividad manufacturera global.

Lo que les gustaría ver a los analistas ahora es un impulso de gran volumen este mes, que sugiera que los inversionistas están poniendo dinero nuevo en las bolsas de EE.UU. Durante buena parte de la gran subida del Dow posterior a marzo de 2009, el volumen de operaciones ha estado por debajo del promedio, lo que sugiere que muchos inversionistas siguen escépticos sobre las acciones estadounidenses. Si el volumen sigue bajo en enero, sería una indicación más de las dudas de los inversionistas.

"No creo que veamos el mejor de los eneros, pero quizás sea mejor de lo que hemos visto" en los últimos años, afirma Bruce McCain, quien ayuda a supervisar US$22.000 millones como estratega jefe de inversiones de Key Private Bank, con sede en Cleveland. Los inversionistas promedio siguen nerviosos sobre las perspectivas de las acciones y quizás no compren tanto como en un enero normal, indica.

La historia respalda la idea de que este período es un barómetro.

Desde 1900, el aumento promedio del Dow durante los primeros cinco días de actividad bursátil de enero es de 0,63%, casi el triple que el alza promedio para lapsos de cinco días ordinarios, según Ned Davis Research.

Los datos también sugieren que el desempeño del mes de enero completo puede estar relacionado al de los 11 meses restantes.

En años en los que el Dow subió en el primer mes del año, el alza promedio para el resto del año fue de 10,4%. En años en los que el Dow cayó, el aumento promedio para los 11 meses siguientes fue de sólo 0,28%.

Debido a los ingresos de efectivo nuevo, enero ha registrado aumentos en las acciones un 62% del tiempo trascurrido desde 1900, bien por encima del promedio de 57% para todos los meses.

De hecho, noviembre, diciembre y enero suelen ser el lapso de tres meses más sólido del mercado, ya que los inversionistas se posicionan para el año nuevo. Así, las acciones deberían ir al alza a fines de diciembre, antes de un sólido enero.

Los analistas tienen muchas dudas sobre cuánto más se beneficiarán las bolsas estadounidenses.

Ahora parece que el optimismo de los inversionistas está en aumento, así que podría haber fuertes flujos de dinero nuevo hacia los mercados bursátiles este mes, aunque resta por verse si esos flujos continuarán hacia los mercados emergentes como el año pasado, más que hacia las acciones de EE.UU.

Siga bajando para encontrar más contenido