Enfermedades a flor de piel

Cada año se reportan en el mundo 132.000 casos de melanoma maligno, el cáncer más dañino que existe, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por esta misma causa, y por otros tipos de cáncer de piel, mueren alrededor de 66.000 personas.

Finanzas
POR:
marzo 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-27

Pero eso no es todo. Las cifras siguen en aumento. En las últimas décadas la incidencia de melanoma se ha multiplicado por más de tres en países como Noruega y Suecia, mientras que en Estados Unidos se ha duplicado en los últimos 30 años. Muchos de estos casos se desencadenan por la costumbre de tomar el sol sin la debida protección. Además, entre las recomendaciones de la OMS está el evitar el uso de las camas o cámaras solares con el fin de obtener un bronceado. Este organismo recomienda su uso en casos excepcionales y específicos, como el tratamiento especializado de algunas afecciones cutáneas, entre las que se cuentan la dermatitis y la psoriasis. Por eso, los médicos recomiendan que sea cual sea la molestia o los cambios que se observen en la piel, se consulte al dermatólogo. De acuerdo con especialistas, proporcionalmente hablando, los jóvenes sufren de seborrea (caspa) y acné, los adultos presentan diversas lesiones inflamatorias y en los mayores es común la resequedad y el cáncer de piel. Aconsejan que aunque no se tenga ningún problema, a partir de los 25 se debe acudir a chequeos para descartar o detectar tempranamente lesiones que pueden terminar en cáncer u otras enfermedades, entre las que se cuentan las siguientes: verrugas o mezquinos; acné; micosis; leishmaniasis o pitiriasis rosada. Verrugas o mezquinos Son producidos por el virus del papiloma humano, que se aloja en la piel, especialmente en los genitales y en las mucosas. Una vez este agente entra en contacto con la piel, interrumpe el crecimiento de las células y empieza a crecer capa tras capa. Es cuando se hace visible la verruga. Puede desaparecer luego de un tiempo, sin tratamiento. No es aconsejable tratarlos con callicidas, porque pueden causar inflamaciones y quemaduras. Lo mejor es acudir al dermatólogo para su tratamiento adecuado que, por lo general, es poco invasivo. Acné Aparece por aumento de grasa en la piel como consecuencia del estímulo hormonal; por la formación de tapones que impiden la salida de la grasa y por una bacteria denominada ‘propionilbacterium acnes’, que invade el sebo atrapado, se reproduce y causa inflamación. Existen tres tipos de acné: leve, cuando aparece el comedón cerrado (aspecto blanco y amarillento) y el comedón abierto (conocido como espinilla). Para combatirlo suele ser suficiente un tratamiento local a base de retinoides tópicos. Tenga en cuenta estos cuidados: haga una limpieza diaria con un jabón o crema adecuada para su tipo de piel. Esta rutina se debe hacer en la mañana y en la noche. Lue- go de la limpieza hidrátela, en el día, y nútrala en la noche. Use siempre protec- tor solar.Consuma una alimentación balanceada, rica en verduras y frutas. Consulte si nota la aparición de manchas en la piel o a cambios abruptos en lunares. Pitiriasis rosadaSe presenta con brote rojizo en la piel del tórax, con descamación. Dos semanas después aparecen lesiones más pequeñas que producen rasquiña y escozor. Estas lesiones pueden durar entre dos y diez semanas y antes de la erupción, algunos pacientes presentan malestar, debilidad y pérdida de apetito. Su causa aún no se ha establecido, pero se ha descartado que sea contagiosa.MicosisLa piel tiene gérmenes, incluyendo hongos, que se conocen como ‘flora normal’ y que no causan enfermedades. Sin embargo, cuando los hongos crecen pueden generar micosis superficial, cuando afecta la piel, y profunda, cuando atacan órganos internos. La superficial se presenta especialmente en zonas húmedas y calientes, como las axilas y las ingles y en los espacios interdigitales (entre los dedos). Estos hongos son de fácil transmisión y por eso para evitarlos se aconseja no caminar descalzos, especial- mente en zonas húmedas.LeishmaniasisEsta enfermedad tropical es producida por un parásito transmitido por un mosquito conocido como jején o pito, que igualmente lo toma al picar animales domésticos, como perros y caballos, o salvajes como los osos hormigueros y zorros. Tras la picadura aparece una mancha roja que dura hasta tres días, y luego de dos o tres semanas aparecen costras duras que se transforman en úlceras que aumentan de tamaño y por lo general no causan dolor. También se manifiesta con perforaciones en la nariz, faringe y paladar. Cuando las lesiones sanan, no significa que la persona esté sana porque el parásito sigue vivo. Por eso es importante seguir los controles al mes, a los tres meses y al año.ADRVEG