Engorda el salario emocional

Tener unos días libres al año; poder trabajar de vez en cuando desde la casa; contar con una cafetería para calentar el almuerzo; salir más temprano el día del cumpleaños...

POR:
julio 30 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-07-30

Estos son pequeños detalles que podrían hacer que un empleado se enamore de la empresa, se apasione por el trabajo y le jure fidelidad. Factores como estos son los que constituyen el 'salario emocional', aquello que no llega directamente a la billetera del empleado, pero sí engorda la cuenta de ahorros emocional al generar bienestar en su vida personal y laboral. El tema cobra cada vez más relevancia por varios motivos. Según Catalina Guevara y Pedro Echavarría, del área de salud y beneficios de la consultora Mercer, "así como el mundo moderno ha traído grandes progresos, también ha ocasionado importantes cambios en la manera como vivimos. Los medios de comunicación y la tecnología facilitan el trabajo hoy en día, pero también hacen que estemos más conectados; la competencia y la globalización hacen que tengamos más responsabilidades y menos tiempo personal". A esto hay que añadir otros tres aspectos. Los empleados esperan cada vez más de sus empleadores. "Antes, la expectativa claramente era la estabilidad laboral, pero ahora los trabajadores son más demandantes y esperan cumplir sus objetivos personales y laborales", comentan los expertos. Así mismo, cubrir las necesidades básicas de los empleados ya no es suficiente para tener el talento de las empresas. "La gente pasa más tiempo en el trabajo que en su casa, así que piensan que debe valer la pena". Y por último, la decisión de un profesional de cambiar de empresa ya no se basa sólo en las ofertas salariales, también busca un buen ambiente laboral y de colagaje, una buena relación con el jefe, "y sentir que la compañía nos ve como seres integrales y no sólo productivos", afirma Catalina Guevara. De ahí que los directores de empresas y el departamento de recursos humanos estén buscando formas de lograr un mayor compromiso de los empleados con la compañía, sin que se requiera hacer una inversión importante en dinero. "En un entorno como el colombiano, donde el aumento salarial es apenas de un dígito y donde las empresas tienen un presupuesto limitado, el salario emocional es un elementos que compensa e implica una baja inversión, pero con un impacto que puede ser alto", comentan Guevara y Echavarría. Esta inquietud motivó a Mercer a adelantar la primera encuesta sobre salario emocional consultando a 65 empresas de diferentes sectores de la economía y así establecer qué tanto se ha pasado del deseo y la inquietud a la acción. Preguntó sobre cuatro aspectos: flexibilidad laboral, lugar de trabajo, desarrollo profesional y otros beneficios. - Una hora que se gane para la vida personal es bien retribuida Las jornadas de trabajo cada vez son más intensas en muchos negocios. Los empleados se quejan de no tener tiempo para ir al médico o a la entrega de notas de sus hijos. Por eso, cualquier hora libre siempre será bienvenida. De ahí que el tema de flexibilidad de tiempo sea tan importante, al punto que 60 por ciento de los consultados ha implementado algún esquema en este sentido, aunque prima el horario flexible, seguido por el trabajo remoto, los días libres y la salida temprano el viernes. "Se busca la posibilidad de poder ajustar el horario laboral con la vida familiar. Así, muchos deciden entrar a trabajar una o dos horas más temprano, para igual salir antes", dicen Guevara y Echavarría. Otra posibilidad es poder trabajar a veces desde la casa, para lo cual algunas empresas proveen facilidades como conexión a Internet, pero la mayoría de las consultadas (53 por ciento) no cubre ningún tipo de gasto. Tener unos días libres al año, sin la tensión de tener que pedir el permiso de faltar, también es muy apreciado por los empleados, pues los usan para cumplir con citas médicas (65 por ciento), ir al colegio de los hijos (65 por ciento) o hacer vueltas bancarias (58 por ciento). Tanto este tema como el de horario flexible o días libres implican un alto grado de autogerenciamiento, es decir, tener la disciplina para adelantar las tareas necesariassin supervisión del jefe.helgon

Siga bajando para encontrar más contenido