El enorme déficit de India amenaza con desencadenar reveses económicos

El enorme déficit de India amenaza con desencadenar reveses económicos

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Nuevaueva Delhi¿La economía en desaceleración de India empieza a mostrar otra grieta significativa: un creciente déficit gubernamental que podría afectar las necesarias inversiones en la maltrecha infraestructura del país, aumentar la inflación y debilitar el crecimiento.

Una larga lista de gastos está en el centro de los problemas fiscales de India, especialmente un aumento salarial que sucede una vez cada década que, según previsiones de Standard & Poor's, sería de hasta 40% para los 2,9 millones de empleados
del gobierno central. Si el gobierno aprueba todo el monto, S&P calcula que podría costar el equivalente al 2,4% del Producto Interno Bruto del país. Los gobiernos de cada estado probablemente seguirán los mismos pasos.

Los precios del petróleo también están aumentando los gastos del gobierno.

Nueva Delhi está emitiendo bonos equivalentes al 3,6% del PIB a las compañías petroleras y de fertilizantes para compensarlas por vender sus productos a un precio más bajo. Aunque los precios de algunos combustibles han subido en junio, en India todavía están más bajos que a nivel mundial.

También está la cuestión política.

Se espera que el Partido del Congreso, que lidera la frágil coalición
gobernante de India, autorice más gastos antes de una elección
general el próximo mayo. Ya obtuvo la aprobación de un paquete
de cancelación de deuda para muchos de los empobrecidos
agricultores de India.

En total, preve Morgan Stanley, el déficit de India subirá al 11,4% del PIB en el año fiscal que terminó el 31 de marzo, frente a un estimado de 7,7% en el año previo.

El alza en los gastos probablemente ocurrirá de varias maneras perjudiciales para la economía india, que ha estado creciendo robustamente a pesar de los momentos esporádicos de inestabilidad, como las explosiones en Ahmedabad y Bangalore. Un mayor gasto podría también darle nuevo impulso a la inflación, que ya está a una tasa de más de 11%. Eso podría hacer que el banco central continúe elevando las tasas de interés, o adopte otras medidas para tratar de mantener la inflación bajo control. El resultado es que, además de algunos otros factores
negativos, el crecimiento de India probablemente caerá a entre 7% y 7,5% este año fiscal, de 9,1% el año anterior, según las previsiones de muchos economistas.

Un mayor gasto probablemente dañará también los esfuerzos de India por atacar algunos problemas a largo plazo, incluyendo la modernización de sus decrépitos puertos, calles, sistemas energéticos, aeropuertos e infraestructura de telecomunicaciones
en los próximos cinco años. Entre los proyectos que podrían ser atrasados está un programa para mejorar el agua potable, la electricidad, las calles, los teléfonos y la irrigación en áreas rurales.
Muchos economistas dicen que India necesita mejorar su infraestructura para sostener su crecimiento.

En los años 90, India también enfrentó la escalada de su déficit fiscal. En ese momento, al igual que ahora, un factor clave fue el aumento en los paquetes de remuneración a empleados
del gobierno. En los esfuerzos posteriores por reducir su déficit,
el gobierno recortó los gastos en infraestructura, lo que golpeó al sector manufacturero. Ha sido más fácil para el gobierno reducir las inversiones en la construcción de carreteras, hospitales y escuelas que rebajar los gastos con su nómina o el pago de intereses.

La infraestructura de India ha sido desatendida durante tanto tiempo que su gobierno calcula que necesitará gastar hasta US$500.000 millones en los próximos años para poner el país a punto. El gobierno espera aportar la mayor parte de esa suma, y el resto vendría del sector privado. Pero, según un informe
del banco Goldman Sachs, "las finanzas estatales están en mal estado, lo que no da indicaciones de que podrá elevar su nivel de inversiones drásticamente".

Las empresas resultan perjudicadas con el actual estado de India. Pramod Bhasin, presidente ejecutivo de Genpact Ltd., empresa que gestiona centros de atención al cliente en el país, dice que su compañía necesita proveer su propia electricidad y seguridad. A medida que el sector de tercerización se expande más allá de las grandes ciudades, "India necesitará más aeropuertos regionales y mejores condiciones sociales para que altos ejecutivos accedan a vivir ahí", dice.

El empeoramiento de la situación fiscal de India también podría afectar la calificación de riesgo del país y, a su vez, las perspectivas de préstamos de algunas de sus empresas importantes. La agencia calificadora Fitch Ratings recientemente
cambió su análisis sobre la deuda india de "estable" a "negativa", diciendo que su decisión "se basa en el considerable deterioro de la situación fiscal del gobierno".

Siga bajando para encontrar más contenido