Entregan casas gratis con Internet y subsidio

Los siguientes procesos dependerán de la agenda del presidente, Juan Manuel Santos, y serán en Antioquia, Atlántico y Bolívar.

POR:
febrero 12 de 2013 - 12:56 a.m.
2013-02-12

Casa, conexión a internet y subsidio para comprar computador recibieron ayer las primeras 91 familias en Pradera (Valle del Cauca), de manos del Gobierno, de un total de 100.000 viviendas que se adjudicarán este año en todo el país. Los beneficiarios dispondrán además de colegio y complejo deportivo.

Ese fue el kit contra la pobreza que el presidente Juan Manuel Santos le entregó a casi un centenar de familias, y que en los próximos días se extenderá a otras regiones del país.

Con esta ayuda, las familias más necesitadas podrán mejorar sustancialmente su calidad de vida, gracias a que contarán con una vivienda digna, con todos los servicios domiciliarios primarios.

Durante la entrega de las escrituras a los 91 beneficiarios, se informó que el Ingenio Mayagüez ofreció un lote de 47 mil metros cuadrados, donde se construirá un centro educativo para el proyecto de las viviendas gratis en ese municipio, debidamente dotado de los elementos necesarios y de canchas deportivas.

El presidente Santos, quien estuvo acompañado del ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, y del director del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), Bruce Mac Master, entregó las escrituras de la primera casa a don Leonardo, quien estaba inscrito con el programa Red Social. En este caso, la vivienda fue adjudicada con toda la dotación residencial y debidamente amoblada.

“Todos gocen esas casitas, que para eso son, para que vivan en familia, para que vivan en paz, para que sus hijos progresen y tengan un mejor porvenir”, concluyó el jefe de Estado.

“Estamos construyendo la paz con política social”, dijo el presidente Santos. “Tenemos para ello un ejército social, los cogestores de la Red Unidos, que tienen una labor importante. Todos los días están luchando para que las familias salgan de la pobreza extrema”, agregó el mandatario.

Por su parte, Cristina Palomino, una de las beneficiarias de la urbanización Altos de la Pradera, dijo: “Todavía me pellizco para ver si es un sueño o si, realmente, es cierta tanta dicha”.

A esta mujer, quien habitará el inmueble de 47 metros cuadrados con su esposo y sus cuatro hijos, se sumó Leonardo Medina. “Esto es una bendición. Agradezco a la Red Unidos, que nos tuvo en cuenta, al Presidente y al Ministro”, dijo.

Estos personajes, que se convirtieron en símbolos de esta primera entrega, fueron sorprendidos, además, con la donación del mobiliario.

Un millón de personas, en lista

Leonardo Molina, uno de los beneficiarios de las casas, recordó que el primer indicio de esperanza se presentó cuando entró en la lista de la Red Unidos, aunque era consciente de que tener una casa sería una lotería. Según el Ministerio, en fila hay más de un millón de personas que viven en extrema pobreza, que esperan igual beneficio.

Siga bajando para encontrar más contenido