Envío de celulares a Cuba se ha convertido en importante negocio para empresarios de la Florida, en E.U.

Desde que el gobierno de la isla autorizó en abril el ingreso de aparatos móviles desde E.U., este nuevo negocio ha salvado a muchos de caer en la quiebra, asegura un empresario.

POR:
julio 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-18

Mientras en la isla un teléfono móvil de la compañía de telecomunicaciones Nokia o Sony Ericcson puede costar unos 280
dólares, en las tiendas de Florida se consigue por unos 150 dólares.

No obstante, la compra de un móvil es todavía una operación
costosa para la mayoría de los cubanos, cuyo salario medio mensual es de unos 408 pesos cubanos (unos 17 dólares).

Pero dado que la compañía de telefonía estatal cubana no tiene ningún contrato con proveedores de servicio de móviles en Estados Unidos, resulta necesario, entre otras operaciones, modificar los teléfonos adquiridos en este país.

En declaraciones al Nuevo Herald, Juan Echeverría, propietario de la empresa Cellutrade US Inc, indicó que su compañía aumentó sus ventas de teléfonos desbloqueados (que pueden ser luego conectados en cualquier red) de 12 a 35 equipos a la semana.

Antes de que el Gobierno cubano liberalizara la venta de móviles, la venta de este tipo de telefonía solo circulaba en el mercado negro de la isla.

Los vendedores de móviles del sur de Florida se muestran de
acuerdo en señalar que muchos de los clientes que envían estos
teléfonos a Cuba "buscan modelos con una tecnología avanzada".

Así, los que tienen una mayor demanda son los móviles "con cámara, música y juegos" incorporados.

Siga bajando para encontrar más contenido