El equipo 'naranja' y sus dueños, en la lupa 'Clinton'

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó al equipo en el que se han formado jugadores como James Rodríguez, Fredy Guarín y Juan Fernando Quintero, entre otras figuras. También incluyó en la lista a un capitán (r.) de la Policía.

Juan pablo Upegui

Archivo

Juan pablo Upegui

Finanzas
POR:
noviembre 19 de 2014 - 05:20 p.m.
2014-11-19

El Envigado Fútbol Club, equipo en el que se han formado jugadores de la talla de James Rodríguez, Juan Fernando Quintero, Fredy Guarín, Dorlan Pabón, Giovanni Moreno y Mauricio Molina, entre otras figuras que brillan en el fútbol de exterior, ingresó a la Lista Clinton, hecha por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por los supuestos vínculos de sus directivos con la 'Oficina de Envigado'. En este marco, entran Juan Pablo Upeguí y su madre, Margarita Urrego, por nexos con la mafia.
"Upegui Gallego es uno de los socios clave de la Oficina, y ha aprovechado su cargo como propietario del equipo durante años para poner sus finanzas al servicio de esta organización. Otras entidades que también fueron designadas son la empresa promotora de eventos Enfarrados Company, de la cual Upegui Gallego también es copropietario, y el salón de belleza y spa Carytes Encanto y Belleza, de propiedad de Adriana María Ruiz Madrid, gerente financiera de La Oficina, quien también fue incluida en la lista", señaló la Embajada de Estados Unidos en un comunicado.
El Departamento del Tesoro señaló que estas personas harían parte de la 'junta directiva' de la 'Oficina de Envigado'. También se incluyó a Edward García Arboleda, alias 'Orión', capitán retirado de la Policía quien perteneció al grupo especial de Mauricio Santoyo, condenado en Estados Unidos por colaborar con esa estructura armada.
También quedaron en la lista los hermanos Félix y Nelson Isaza Sánchez.

Estos individuos y entidades fueron designados hoy conforme a la Ley de Cabecillas Extranjeras del Narcotráfico (Ley Kingpin), por su participación activa en apoyo al narcotráfico, el lavado de activos, y a otras actividades ilícitas del grupo criminal conocido como la Oficina de Envigado (La Oficina).

Como resultado de la acción, toda propiedad o interés en una propiedad en los Estados Unidos, o que esté en posesión o bajo control de estadounidenses en los que los designados puedan tener algún interés, se encuentran bloqueados, y en general se prohíbe a los estadounidenses realizar cualquier transacción con ellos.

Actividades de narcotráfico

“La Oficina ha jugado un papel preponderante en actividades de narcotráfico y lavado de activos a gran escala y esta acción es la continuación de nuestros esfuerzos para combatir los carteles desde todos los ángulos”, afirmó el director de la Oficina de Control de Activos (OFAC, por su sigla en inglés), Adam Szubin.

“La diversidad de los designados de hoy –dirigida a varias empresas y a miembros influyentes del cartel, incluyendo a los propietarios mayoritarios del Envigado FC, golpeará al núcleo financiero de esta red criminal violenta e impedirá sus esfuerzos para operar dentro del sistema financiero legítimo”, agregó.

Entre los designados del día de hoy hay cuatro individuos que se cree están directamente vinculados en actos violentos, de extorsión y narcotráfico a nombre de la Oficina: Carlos Arturo Arredondo Ortiz, alias Mateo, uno de los subjefes principales cuya participación en la Oficina se remonta a los años 80 y Félix Alberto Isaza Sánchez, alias Beto, uno de los narcotraficantes más violentos de la Oficina, quien está en prisión desde 2012 y continúa operando desde la cárcel en Colombia.

Esta es la cuarta ofensiva de Estados Unidos contra la Oficina de Envigado, que acaba de introducir a 14 empresas y 10 personas naturales más.

Fuentes federales le dijeron a EL TIEMPO que alias Freddy Colas hace parte de esta estructura, pero no tiene orden de captura por lo que hace unos 10 días fue capturado y dejado en libertad.

La designación de hoy se tomó en estrecha coordinación con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), y contó con el respaldo de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

“Las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro revelan el alcance oculto del crimen transnacional organizado de la Oficina de Envigado, y a la vez resaltan el compromiso de la DEA para investigar la violencia, la extorsión y los componentes depredadores del comercio ilícito de drogas que por tanto tiempo han impactado negativamente en el bienestar de los colombianos”, señaló Jay Bergman, director de la DEA para el Área Andina.

¿Qué es la Lista Clinton?

La Lista Clinton (oficialmente: Specially Designated Narcotics Traffickers o SDNT list) es como se le conoce a una ‘Lista Negra’ de empresas y personas vinculadas de tener relaciones con dineros provenientes del narcotráfico en el mundo, la lista es emitida por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (Office of Foreign Assets Control (OFAC)) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y fue creada en octubre del año 1995, por la Orden Ejecutiva 12978 emitido por el presidente Bill Clinton como parte de una serie de normas para tomar medidas en la guerra contra las drogas y el lavado de activos. La Orden Ejecutiva 12978 declaró a los carteles de la droga en Colombia como una amenaza a la seguridad nacional y economía de los Estados Unidos y empezó por nombrar a los cuatro jefes del Cartel de Cali, Gilberto Rodríguez Orejuela, Miguel Rodríguez Orejuela, José Santacruz Londoño y Hermes Herrera Buitrago.

Las personas naturales o jurídicas que aparecen en dicha lista no pueden hacer transacciones financieras o tener negocios comerciales con los Estados Unidos y las empresas de dicho país que tengan relación con ellos cometerá un delito.

El castigo para los directivos de empresas puede ser hasta de 30 años en prisión y multas hasta de US$5’000.000. Las multas para empresas pueden alcanzar los US$10’000.000. Otros individuos pueden enfrentar hasta 10 años de prisión y multas establecidas según el Título 18 del Código de los Estados Unidos para las violaciones de ley.