Ericsson adquirió negocio de redes móviles de Nortel

Toronto / EFE. La compañía de telecomunicaciones canadiense Nortel anunció ayer que la sueca Ericsson adquirió su unidad de negocio de telefonía móvil al presentar una oferta de compra por 1.130 millones de dólares.

POR:
julio 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-28

Nortel, que se acogió al Capítulo 11 de la ley de quiebras y bajo supervisión de los tribunales en Estados Unidos y Canadá, había iniciado un proceso de subasta para la venta de su unidad de telefonía móvil en el que, además de Ericsson, también participó Nokia-Siemens. La canadiense Research In Motion (RIM), fabricante de los populares BlackBerry, finalmente no se presentó a la subasta. La oferta de compra de Ericsson tiene que ser aprobada ahora por los tribunales en Estados Unidos y Canadá. El presidente y consejero delegado de Nortel, Mike Zafirovski, dijo a través de un comunicado que la venta de la unidad de telefonía móvil a Ericsson “representa una perspectiva muy positiva” para los clientes que podrán “mantener sus relaciones con un socio de largo plazo”. Parte del acuerdo de ventas es que Ericsson ofrezca empleo a un mínimo de 2.500 empleados de Nortel. El presidente y consejero delegado de Ericsson, Carl-Henric Svanberg, dijo que la compañía espera “integrar los productos y valiosos empleados de Nortel” a su empresa y desarrollar todo el potencial de sus fuerzas combinadas. Nokia-Siemens, que en principio parecía destinada a hacerse con la telefonía móvil de Nortel, presentó una oferta inicial de 650 millones de dólares estadounidenses. La subasta ha estado envuelta en cierta controversia después de que RIM dijera el pasado lunes que se le impidió presentarse al proceso de subasta, algo que Nortel negó de forma inmediata. Ayer, Nortel también anunció un acuerdo para la venta de su unidad de negocio de Soluciones Empresariales a la empresa Avaya por 475 millones de dólares. 1.130 millones de dólares ofreció Ericsson para comprar la unidad de negocio de telefonía móvil de Nortel. En riesgo de quiebra En enero Nortel se acogió al Capítulo 11 y en junio la Bol- sa de Toronto (TSX) suspendió la cotización de sus títulos ante el anuncio de que la empresa liquidará todos sus activos y cesará de existir tras más de un siglo de vida. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido