Erradicaron cerca de 600 hectáreas en el Catatumbo durante el primer semestre del presente año

La cifra, que representa el 85% de lo sembrado en esa zona, se obtuvo mediante el programa del Gobierno '20/20' y con la ayuda de 160 soldados.

POR:
julio 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-28

El resto del trabajo lo han hecho en zonas rurales de Teorama, Convención, San Calixto, El Carmen, Tibú, Sardinata y la parte noroccidental de Cúcuta, donde hay plantaciones no extensivas en pequeñas parcelas de hasta dos hectáreas.

Desde hace un par de semanas comenzó una nueva etapa de erradicación manual con 160 soldados de la brigada 30.

Las familias involucradas con estos cultivos no han participado directamente del programa, por la proliferación de campos minados sembrados por la guerrilla.

En la primera etapa del programa, 29 familias de ocho municipios nortesantandereanos estuvieron dispuestas a sustituir sus cultivos a cambio de la erradicación manual. Sin embargo las minas, que han dejados heridos a un teniente y tres soldados, no lo permitieron.

La presencia de estos artefactos tampoco ha permitido que el rendimiento en la erradicación sea superior.

Por ahora, las autoridades se valen de la radio para incentivar a los campesinos a dejar la coca a cambio de beneficios oficiales. La baja en el precio de la hoja de 1 millón y medio de pesos a 700 mil pesos por hectárea, también ha desestimulado el cultivo, admite un campesino de la vereda El Martillo, en El Tarra.

Algunos también dejaron las tierras por temor a represalias de los grupos armados que controlan el comercio de las drogas y a la espera de una reubicación.

En Norte de Santander, las Farc y el ELN tienen áreas definidas para administrar y comercializar la droga. Esos territorios se respetan por acuerdos mutuos entre los comandantes.

En ese pacto no entran el Epl ni los paramilitares que se hacen llamar 'águilas negras', que también manejan una parte del negocio.

Según el Ejército, el ELN obtiene en el Catatumbo unos 4.000 millones de pesos al mes por narcotráfico. Las Farc se quedan con 6.000 millones.

La guerrilla le paga al campesino 2,5 millones de pesos por el kilo de base de coca y la vende a narcos por 3 o 3,5 millones.
Las fincas que más producen sacan cada dos meses entre 60 y 80 kilos de base de coca.

Siga bajando para encontrar más contenido