Por escándalo de estafas en pirámides, renunció este viernes el Superintendente financiero, César Prado

Horas antes el presidente Alvaro Uribe arreció sus críticas contra los organismos de control, es decir, la Fiscalía y las Superintendencias Financiera y de Sociedades, por demora en acción.

POR:
noviembre 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-14

De otro lado, las autoridades investigan a 240 de estas empresas, con el fin de detener la ola de estafas que ha afectado a miles de familias colombianas en el centro y sur del país.

Según datos de la Policía y de la Superintendencia Financiera, en Colombia funcionan más de 300 sucursales de al menos 72 empresas recaudadoras ilegales que están siendo rastreadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (Uiaf) del Ministerio de Hacienda.

Ayer, el gerente de DMG, David Murcia González, entrevistado por la emisora La FM, hizo explosivas declaraciones en las que intentó involucrar a los hijos del presidente Alvaro Uribe en el negocio, y a funcionarios de alto nivel del Gobierno, aunque se abstuvo de revelar sus nombres argumentando el derecho a la reserva que tienen sus clientes.

El presidente Uribe desmintió la acusación. El procurador, Edgardo Maya, calificó la situación de vergonzosa para el país. 

Siga bajando para encontrar más contenido