El escándalo de las pirámides golpea la confianza en el país

El polvorín de las pirámides que estalló hace una semana en el país, pese a los continuos llamados de alerta de los medios de comunicación para que las autoridades actuaran a fin de evitar la estafa masiva que se veía venir, deja mal parada la imagen del país en el exterior y, sobre todo, la efectividad de los organismos de control.

POR:
noviembre 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-17

La cadena de omisiones en la que incurrieron las superintendencias Financiera y de Sociedades, la Fiscalía, la Procuraduría, los Gobernadores, los Alcaldes y la Policía, llevaron a que una cifra indeterminada de colombianos, movidos por el afán de obtener dinero fácil, perdieran miles de millones de pesos que fueron entregados a estas empresas, las cuales prometían rendimientos a todas luces exagerados. El hecho podría tener un impacto en la economía y sobre el clima de los negocios. Expertos aseguran que la pérdida del dinero provocará un descenso en la demanda de productos por parte de las familias afectadas, que a su vez golpeará a las empresas y al empleo, generando una situación que puede atizar la desaceleración de la economía y minar el interés que los inversionistas tienen sobre Colombia. Asimismo, la demora de las autoridades en ponerle freno a este tipo de actividades ilegales, hace perder la confianza de los empresarios, respecto a la seguridad de que los organismos de control actúan de manera oportuna en el momento en que haya un incumplimiento de las normas y de las regulaciones y las normas. El Indicador de la Confianza en Colombia  se ubica en 72 por ciento para esta semana.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido