Escepticismo en Colombia sobre eventual impulso al TLC por extradición de 'paras'

Gremios, analistas y trabajadores no creen que la medida tomada por el gobierno colombiano pueda cambiar la posición de los demócratas frente al Tratado. Analdex, en cambio, piensa que sí.

POR:
mayo 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-13

El ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo no cree que "(los demócratas) corran a aprobar el TLC de la noche a la mañana", tras la extradición de los 14 paramilitares ocurrida este martes.

El especialista recordó que el Congreso estadounidense está dominado por el partido demócrata y viniendo el anuncio del sector republicano, no habrá incidencia en el TLC: "El gobierno de Bush ha hecho varios anuncios en ese sentido, pero no tiene la capacidad política de mover el acuerdo comercial hacia su aprobación. Este año no habrá una medida frente al tema. El Congreso no se moverá hasta saber quién será el presidente de Estados Unidos", indicó.

Otro que no cree que las cosas cambien es el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía. "Creo que lo pasó no tiene nada que ver con el TLC. Una cosa son los sindicalistas y otra las autodefensas. Esta fue una decisión autónoma del ejecutivo", explicó.

Agregó que la demora del TLC "es absurda" porque se politizó un tema que fue negociado entre países. "Fue una negociación entre país y país y lo volvieron fue un tema de negociación entre partido y partido. Quedó convertido en  eso lamentablemente".

Para Mejía, el agro colombiano está listo para que el TLC entre en vigencia en cualquier momento. "El sector rural se ha ido preparando desde que se firmó el acuerdo, hoy hay un nuevo orden agropecuario y eso se está viendo. Así que con demora, estamos preparados para cuando se apruebe", sostuvo.

Por su parte, el director de investigaciones económicas de Acciones y Valores, Alexander Cárdenas, opinó que el panorama del TLC no cambia para nada por el anuncio de la funcionaria de la administración Bush: "pues para eso le pagan".

"Ese ha sido el trabajo de ella, porque al gobierno de Bush le interesa decir que sí apoya a Colombia, que es su aliado estratégico en la región. Pero son anuncios que se vienen haciendo desde hace seis meses y nadie les ha puesto cuidado".

Según Cárdenas, "sería de un impacto diferente si la misma declaración hubiera venido del sector demócrata. El TLC no está frenado por los crímenes contra los sindicalistas, perpetrados supuestamente por paramilitares, ese es un argumento para frenar el acuerdo, este es un tema más de política. No se arregla extraditando gente. Seguro cuando sigan las extradiciones van a decir que el tema es que aquí las huelgas son ilegales y eso viola los derechos de los trabajadores y vuelve y se traba el TLC", añadió.

A su turno, la analista de investigaciones económicas de Visión Valores, Liliana Rojas, indicó que el freno del TLC es por cuestiones laborales y no paramilitares o de narcotráfico.

"Es una presentación muy buena del gobierno ante el exterior, demuestra que está firme en su lucha, pero no opaca el problema del pacto comercial. No es una voz del partido demócrata la que habló y la opinión de Estados Unidos está hoy muy controlada por ese partido. La posición de los políticos de ese partido no cambiará por las extradiciones", dijo.

Por su parte, Norman Correa, Presidente Acopi Colombia, aseguró que tampoco cree que por la extradición de los paramilitares tome una decisión diferente frente al TLC con Colombia.

"Puede que a raíz de los asesinatos de sincalistas comprobados por la Fiscalía a manos de esos grupos, se entendiera como un mensaje a favor de la aprobación del TLC, pero sería apenas un argumento más. Podría decirse que ese mensaje se sumaría, pero lo veo muy dificil", dijo.

Fabio Arias, Vicepresidente de la CUT, dijo que "el argumento de la Casa Blanca no es válido, porque los nuevos asesinatos de sindicalistas, se los han atribuido a grupos de autodefensas que no estan vinculados a los que estan encarcelados".

"Mejor dicho, los que extraditaron no son los que están detrás de los asesinatos de los sindicalistas. Los culpables son grupos paramilitares emergentes que no estan en la carcel actualmente, son grupos nuevos que están en el país. Por eso, pensar que llevarlos allá de alguna manera influiría en la decisión del Congreso no es válido", explicó.

Y agregó: "Actualmente, hay una comisión de la CUT en Washington, visitando a los principales congresistas demócratas y explicándoles toda esta situación. Nosotros, en lo fundamental, vamos a seguir oponiendonos al TLC; nos oponemos a las extradiciones y no encontramos una relacion entre lo uno con lo otro. Para Colombia es muy incomodo que a quienes tienen que hacer declaraciones aquí en el pais para la reparacion de las victimas se los hayan llevado para los Estados Unidos. Eso es excluir a la justicia colombiana.

Optimismo en Analdex

Javier Diaz Molina, Presidente de Analdex, dijo que la extradición de los paramilitares sí "puede influir positivamente en la decisión del congreso de los Estados Unidos de aprobar el Tratado de Libre Comercio".

"Yo he dicho que esta es una clara muestra de la institucionalidad en Colombia, es evidencia de que están funcionando las instituciones. Estaba claro, si los miembros de ese grupo incumplían con el acuerdo de colaborar y no continuar delinquiendo, entonces serían extraditados, y así está ocurriendo", agregó.

También dijo que "esto genera un buen ambiente y una buena imagen frente a la comunidad internacional y con respecto a los inverionistas. Sin duda, esa es una muestra de la decisión de Colombia de combatir el narcotrafico".

FRANCISCO JAVIER GÓMEZ VILLAMIZAR y
JUAN MANUEL RAMÍREZ MONTERO
Redactores Portafolio.com.co

Siga bajando para encontrar más contenido