Escuelas de Béisbol que promueve Refinería de Cartagena acogen a 100 niños de población vulnerable

Los seleccionan de instituciones educativas de Pasacaballos, La Candelaria y República de El Líbano, tres zonas marginales con problemas de delincuencia, prostitución temprana, alcoholismo y drogas.

POR:
julio 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-14

Para la Refinería de Cartagena, Reficar, el tema de la Responsabilidad Social Emprearial es un compromiso ético que se aplica en todos los procesos de la operación de la empresa.
Son tres las líneas de acción en las que se desarrollan las diferentes actividades en esta materia: lo medio ambiental, lo educativo y lo deportivo y cultural.

Precisamente, uno de los proyectos que mejores resultados le está dando a la empresa es el de la formación deportiva, pues a través de escuelas de béisbol están llegando a niños de escasos recursos en el departamento de Bolívar, con el objetivo de alejarlos del mundo de la delincuencia, el alcohol y la droga.

El proyecto de las Escuelas de Béisbol de Reficar acoge a 100 niños escolarizados de las instituciones educativas de Pasacaballos, La Candelaria y República de El Líbano, tres zonas marginales con población infantil vulnerable a la prostitución temprana y el alcoholismo. Sus edades oscilan entre los 6 y los 12 años, y entre el grupo hay 20 niñas.

El proceso de selección de los integrantes de las escuelas de béisbol se hace mediante un censo en los diferentes barrios pobres de la ciudad.

Luego de identificar la población infantil, se realiza un acercamiento y socialización del proyecto deportivo con las juntas de acción comunal y los padres de familia para que apoyen la vinculación de los niños, pues ellos se deben comprometer a llevarlos a los entrenamientos.

Esto es un estímulo para lograr una formación integral con miras a un futuro promisorio en la 'gran carpa' o las Grandes ligas de Estados Unidos, que es el sueño de todo beisbolista en el mundo.

Una vez firmado el compromiso entre padres y directivos de la Escuela de Béisbol de Reficar, a los niños se les practica un examen médico general, uno odontológico y, además, cuentan con la asistencia de una sicóloga para que aprendan a vencer la timidez, los miedos y a comportarse en sociedad.

Identificar talentos

Los entrenamientos deportivos están coordinados por Daniel 'El pato' Espitia, un reclutador en Colombia de jóvenes promesas del equipo los Piratas de Pittsburg que, apoyado en seis instructores, se reparte tareas en doble jornada los lunes, miércoles y viernes, en el estadio de La Candelaria, y los martes, jueves y sábado en Pasacaballos.

"A estos pequeños se les identifican las cinco herramientas de un buen pelotero: velocidad, buen brazo, bateo, motricidad e inteligencia. En los primeros tres meses de práctica (noviembre 2008-enero 2009) se les trabaja la parte motriz, ejercicios de estiramiento y relajación, la importancia del trabajo en equipo, la disciplina y los beneficios de una alimentación balanceada para la vida útil del deportista. Desde febrero ya están en el campo de juego, identificando destrezas a nivel individual dentro del mismo diamante, para luego ir marcando posiciones", explica 'El pato' Espítia.

Además de esta formación deportiva y respaldo médico, Reficar invierte en refrigerios diarios, uniformes, implementos deportivos, mantenimiento de los escenarios, salarios de los instructores y del cuerpo médico de apoyo.

Proyecto de ampliación de la refinería

La Refinería de Cartagena S.A. es la sociedad encargada del proyecto de ampliación de la Refinería de la ciudad de Cartagena.

A partir de líneas y metas definidas de trabajo, el proyecto le permitirá al país reducir, por un lado, la demanda de productos importados y satisfacer la demanda interna de combustibles, así como proveer excedentes para la exportación y comercialización de productos de calidad a la medida de las exigencias y proyecciones del mercado internacional.
 

Siga bajando para encontrar más contenido