¿Cuál es su eslabón débil?

¿Cuál es su eslabón débil?

POR:
julio 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-18

La escasez de vacunas contra la gripe que hubo en la temporada 2004-2005 en Gran Bretaña, fue para mí un llamado de atención. La escasez se debió a que organismos reguladores decidieron cerrar una planta de manufactura de la vacuna en Liverpool, a raíz de una serie de violaciones a las normas.

Los preparativos para enfrentar pandemias figuran al tope de las preocupaciones de Roche, porque producimos una droga antiviral que la OMS y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades consideran importante en caso de estallar una epidemia de gripe.

La súbita evaporación de casi la mitad del abastecimiento de vacuna contra la gripe en E.U. ese año, demostró lo vulnerable que era nuestro complejo sistema de abastecimiento, y lo grave que resultaba la falta de vacuna durante la temporada anual de gripe.

Fue evidente, que si bien Roche tenía un plan para mantener la continuidad de sus negocios y para proteger a sus 68.000 empleados a nivel mundial, la cadena de abastecimientos era solo tan fuerte como el eslabón más débil. Tomando eso en cuenta, decidimos contactar a nuestros abastecedores.

He aquí los pasos que adoptamos, y que toda compañía debería tomar en cuenta:

Planifique medidas contra una pandemia junto con los abastecedores.

A comienzos de este año, Roche se reunió con ejecutivos de más de 100 firmas abastecedoras y socios comerciales para una discusión que se prolongó toda la jornada. El propósito era conseguir que la cadena de abastecimientos fuese el núcleo de la continuidad de las tareas de la administración en general y de la planificación de medidas contra la pandemia en particular. Se discutieron posibles puntos vulnerables en la cadena de abastecimientos y problemas legales y médicos vinculados con una posible pandemia que debían enfrentar las compañías.

El encuentro sirvió también de foro para discutir con expertos estrategias de preparación.

Determine qué socios son más importantes para su operación

Para identificar debilidades en la cadena de abastecimientos, clasificamos a nuestros vendedores, de acuerdo con una escala de tres puntos: (alta, media y baja) según su importancia para
mantener operaciones durante una pandemia.

Por ejemplo, el fabricante de un ingrediente esencial para un fármaco tenía una clasificación más alta que una compañía encargada de ofrecer servicios de datos. Con base en esa clasificación, dimos prioridad en nuestro enfoque a los abastecedores y dialogamos con cada uno de ellos para asegurarnos que los vendedores entendieran completamente qué esperábamos de ellos en caso de una pandemia.

Durante las conversaciones, preguntamos a nuestros abastecedores sobre su capacidad para mantener las operaciones y continuar satisfaciendo nuestras necesidades durante una pandemia.

Analice la posibilidad de incorporar la respuesta a una pandemia en los contratos con los vendedores.

Esos contratos pueden ser muy importantes para compañías que comparten vendedores con varios competidores. En un taller de trabajo copatrocinado por dirigentes de hospitales, se discutió la importancia de acuerdos para asegurar que, en caso de pandemia, los abastecedores no favoreciesen a algunos clientes a expensas de otros.

Aunque esa es la principal preocupación para los funcionarios de hospitales que deben atender a gran cantidad de pacientes en el curso de una pandemia, también se aplica a otras clases de negocios.

Trabaje con funcionarios de gobiernos locales para analizar cómo sus acciones pueden afectar la cadena de abastecimientos.

Roche mantiene comunicaciones con funcionarios locales en zonas donde hacemos negocios. De esa manera, nos mantenemos al tanto de las acciones de los gobiernos locales durante cada etapa de una pandemia, a fin de compartir información y coordinar planes. Por ejemplo, si nos enteramos que un estado podría cerrar ciertos caminos durante una pandemia, nos ponemos en contacto con vendedores del sector de transportistas para planificar alternativas de entrega a los clientes en zonas afectadas.

También recomendamos a nuestros abastecedores que alienten ese tipo de relaciones con sus gobiernos locales.

Haga de la planificación de pandemias una prioridad para los ejecutivos.

Además de organizar reuniones entre abastecedores de diferentes compañías, los invitamos a que compartieran experiencias entre sus pares.

Miembros de nuestro comité de operaciones, entre los que estaba incluido, nos comunicamos con homólogos en empresas asociadas, con el propósito de discutir el potencial impacto de una pandemia en sus negocios. Así exploramos cuáles serían sus necesidades de información, sus potenciales puntos vulnerables y, aun más importante, cómo podíamos trabajar juntos para resolverlos.

Gracias a eso, descubrimos que la participación de los abastecedores en la planificación permitía mejorar la eficacia de la cadena de abastecimientos y la capacidad para atender a los clientes en épocas de relativa normalidad.

Los preparativos para enfrentar pandemias figuran al tope de las preocupaciones de Roche, porque producimos una droga antiviral que la Oragnización Mundial de la Salud y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades consideran importante en caso de estallar una epidemia de gripe.

La súbita evaporación de casi la mitad del abastecimiento de vacuna contra la gripe en Estados Unidos ese año, demostró lo vulnerable que era nuestro complejo sistema de abastecimiento, y lo grave que resultaba la falta de vacuna durante la temporada anual de gripe.

* George Abercrombie es presidente y director general de Hoffmann-La Roche, en Nutley, N.J.

Siga bajando para encontrar más contenido