Eslovaquia: del comunismo al euro

En el décimo aniversario del lanzamiento de la moneda única, Europa ha aceptado a Eslovaquia en la unión monetaria tras haber cumplido los requerimientos establecidos.

POR:
mayo 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-27

Desde enero del próximo año, Eslovaquia será el país número dieciséis en hacer parte de la moneda común, en tanto que los nueve restantes aún no acceden a dicho sistema. El Reino Unido y Dinamarca, ingresaron a la Unión Europea con una cláusula de salvedad para mantener sus monedas nacionales, y Suecia se mantiene por fuera, pues el referéndum de consulta a la ciudadanía dio un resultado negativo. El ingreso a la unión monetaria está condicionado al cumplimiento por parte del país aspirante, de estrictos requisitos macroeconómicos de convergencia con los indicadores comunitarios: el déficit fiscal no debe superar el 3 por ciento del Producto Interno Bruto, la deuda pública total no debe ser mayor al 60 por ciento del PIB, y las tasas de inflación y de interés deben estar estabilizadas en torno al umbral fijado para la región. Eslovaquia logró reducir su déficit fiscal del 3,2 al 2,2 por ciento en un año, y aunque su inflación se encuentra en 2,2 por ciento anual (siendo 3 por ciento el umbral), hay gran preocupación por el riesgo de que reaparezca la tendencia alcista en los precios. De todas formas, el 56 por ciento de la población cree desventajosa la adopción de su país de la moneda única, ya que en la mayoría de países que lo adoptaron se produjo un aumento en los precios, pues productores y comerciantes aprovecharon para elevar los precios. Llama la atención, el hecho de que entre las recomendaciones que la Unión Europea ha hecho a Eslovaquia se incluye el llamado a elevar la competitividad, elemento que no estaba considerado en el Tratado de Maastricht, en el que se fijaron los mencionados criterios de convergencia. Este llamado tiene sentido en razón de la fortaleza del euro, que está creando serios problemas a las exportaciones europeas. El resto de países ex comunistas Polonia, República Checa, Lituania, Estonia, Letonia, Rumania y Bulgaria, han diferido su ingreso a la moneda única para un período que va del 2010 al 2014, pues están rezagados en el cumplimiento de los requisitos de ingreso. En el caso de Polonia, tras apoyar la invasión de Estados Unidos a Irak, en la actualidad negocia con Estados Unidos la instalación del escudo antimisiles, lo cual es fuertemente resistido por Rusia, quien tiene el control del abastecimiento de gas a gran parte de Europa, y ha amenazado con utilizar dicho instrumento de presión en caso de concretarse el proyecto polaco-americano. Llama la atención, que mientras en Europa el proceso de integración ha avanzado desde la liberalización de los flujos de bienes, servicios y capitales hasta la libertad migratoria garantizada con un pasaporte único y culminando con la unión monetaria, en América se firman acuerdos de libre comercio sin coordinación de políticas y sin proyectos de unión monetaria. Por esta razón, Argentina vio colapsar su economía tras la devaluación de la moneda brasileña, su principal socio comercial, y El Salvador y Ecuador, han optado por dolarizar sus economías. '' El 56 por ciento de la población cree desventajosa la adopción de su país de la moneda única.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido