España se expone a perder ayudas millonarias de la UE si no gestiona trámites antes del 31 de diciembre

De los 6.300 millones de euros aprobados por la CE para 2007 y con posibilidad de ser reclamados hasta dicho plazo, España sólo haya recuperado 2.600 millones.

POR:
julio 17 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-17

Al retraso en la aplicación de proyectos, que van desde infraestructuras hasta programas de investigación y desarrollo, se suma además la demora con la que el gobierno está entregando a Bruselas la información necesaria para percibir las ayudas, especialmente, los informes de auditoría, según fuentes comunitarias.    

El sistema actual de los fondos europeos se basa en el reembolso, es decir, Bruselas paga bajo presentación de factura, por lo que las autoridades nacionales y regionales son quienes deben avanzar las sumas.    

Con 35.200 millones de euros entre 2007 y 2013, el Estado español es el mayor beneficiario de los fondos europeos, después de Polonia.    

"España cuenta con unos 80 proyectos regionales de envergadura, como la construcción del AVE entre Madrid y Valencia", que deberían ser co-financiados por la Comisión Europea, explicó el viernes el portavoz de Política Regional, Dennis Abbot.    

Pero el gobierno tardó demasiado en hacer los deberes: de los 23 informes de auditoría que las regiones debían presentar para obtener los fondos, sólo dos ya han pasado todos los trámites hasta ser aprobados por la Comisión.    

Del resto, diecisiete fueron devueltos para reclamar aclaraciones, tres se están analizando y uno todavía no fue enviado por las autoridades españolas.    

La Comisión Europea se muestra no obstante confiada en que España logrará recuperar buena parte de los 3.700 millones de euros que le fueron asignados.    

"Hace unos meses, se calculaba que perdería entre 800 y 1.000 millones de euros, ahora se estima unos 300 millones", señaló Abbot.    

"España está trabajando para presentar todos los documentos de certificación antes de fin de año", dijeron a la AFP fuentes diplomáticas españolas, confiando en percibir la totalidad de las ayudas.    

Madrid pidió además a Bruselas un año más de plazo, una propuesta que desde la Comisión se ve con escepticismo, aunque tampoco se aventura a excluirla.    

"Las inversiones son una prioridad para el crecimiento y el empleo", estimó Abbot, juzgando que extender el plazo durante el que los países pueden emplear los fondos europeos sería contraproducente en tiempos de crisis.    

Pero la cuestión levanta controversia entre los Estados miembros de la Unión Europea a juzgar por la cancelación el viernes de una rueda de prensa de la Comisión sobre un nuevo mecanismo para simplificar los procesos de desembolsos.    

Bruselas preveía además proponer el adelanto del 100% de los proyectos incluidos en los Fondos de Cohesión Social como medida de estímulo para el empleo, pero por ahora los Estados miembros no llegaron a ningún acuerdo.    

La Comisión espera presentar el acuerdo la próxima semana si de aquí entonces se superan las divergencias entre los socios europeos.

Siga bajando para encontrar más contenido