‘Esperamos un leve aumento en precios del carbón este año'

De acuerdo con Jaime Brito, vicepresidente de desarrollo de negocios estratégicos de Argus Media, entidad que calcula para el Gobierno el precio del mineral, deberán pasar varios años antes de que se vuelvan a ver cotizaciones tan altas como las del 2011.

Vicepresidente de desarrollo de negocios estratégicos de Argus Media, Jaime Brito.

Archivo particular

Vicepresidente de desarrollo de negocios estratégicos de Argus Media, Jaime Brito.

Finanzas
POR:
febrero 02 de 2015 - 12:40 a.m.
2015-02-02

A mediados de este mes el Gobierno de Colombia anunció que adoptaría los precios de referencia de Argus Media para el carbón metalúrgico y los fletes, cifras que se utilizan para calcular el precio que pagan los productores por regalías.

Este cambio, ajusta la cotización a la situación real de los productores del país.

Desde Houston, el vicepresidente de desarrollo de negocios estratégicos de Argus Media, Jaime Brito, explicó el impacto de esta decisión y habló sobre sus pronósticos con respecto al precio del mineral.

¿Qué cambia con la incorporación de los índices de Argus como el nuevo valor de referencia para el carbón colombiano?

Varias cosas. El índice API2 lo ha venido usando la industria colombiana desde hace varios años y lo usan también los principales participantes del mercado en el mundo. El aspecto más grande que podemos comentar es que se hizo un ajuste de fletes, por ejemplo, en la implementación del índice en el carbón metalúrgico. Implementar ahora este precio en la regulación permitirá que el carbón metalúrgico tenga unas cotizaciones transparentes y líquidas.

Básicamente son índices más precisos...

Definitivamente, es un cálculo más representativo y por lo tanto más justo en el momento de pagar regalías como productor.

¿Qué tanto pesa el flete en el precio?

El flete del que venimos conversando es el internacional de Colombia a puertos en Europa y eso tiene una incidencia importante. Los grandes productores de la costa envían barcos grandes, en los que el flete por tonelada es menor que el de un barco tipo Panamax, que es más pequeño y es utilizado por los productores del interior. Cuando las agencias colombianas hacían este cálculo, con el flete de un barco grande, este valor era acertado para los productores grandes de la costa, pero no era acorde con los carbones del interior. Lo que hicimos fue corregir esto.

¿Adoptar este nuevo índice favorecerá que las regalías no se vean tan golpeadas con la caída de los precios internacionales del carbón?

No es que no se vayan a afectar, es que lo que se pague por concepto de regalías va a ser mucho más directo y representativo de la industria colombiana y del comercio que sale del país. Todos los productores, desde la gran empresa, hasta el pequeño dueño de una mina familiar en Colombia, se ven beneficiados de una regulación actualizada para representar los precios más justos. Antes los productores tenían que hacer una especie de estimado subjetivo de cuánto costaría el flete para estas regalías, pero ahora se logra que la regulación tenga tarifas representativas para el pago.

Desde su perspectiva, ¿la caída del precio del crudo llevará a que los precios del carbón disminuyan más?

En general el carbón tiene aplicaciones en segmentos de la industria en donde normalmente no entra el crudo de manera directa. Pero un freno en el crecimiento de Asia, en especial de los mayores importadores y exportadores de la India y China, ha causado un descenso espectacular del precio en los últimos años, estamos hablando de casi un 35 por ciento. Por eso es un buen momento para afinar los cálculos de las agencias que cubren regalías, para actualizar sus procesos. Puede que no minimice el impacto de la caída, pero la industria podrá tener más certezas de sus pagos y operaciones.

¿Cuál es el pronóstico de Argus en materia de precios del carbón?

Nuestro grupo de consultoría en Argus esperaría que el precio del carbón internacional se recupere marginalmente durante el 2015, es decir, que este periodo que hemos vivido en los últimos tres meses a nivel global entre en una especie de valle. Pero, para que se recupere a los niveles que teníamos de 2011 y 2012 todavía faltan muchos años. Lo que le ha pegado básicamente los últimos años ha sido la desaceleración del consumo, de la demanda de China sobre todo.

¿Nos acostumbramos a un rango de cuánto?

Como un contexto el precio promedio del carbón colombiano térmico andaba rondando más o menos los 110 dólares por tonelada en 2011, a la fecha, en las primeras semanas del 2015, está en 56, eso le da una buena idea de la dramática caída.

¿Es el mismo precio en la costa y en el interior?

En general el precio que se usa es el mismo para todo el térmico que es el API2. Donde hay una diferencia es en carbón metalúrgico, que ese no sale de la costa, sino que casi la totalidad sale del interior de Colombia.

Ese es un carbón más costoso por tonelada, pero su precio igual ha caído, en 2012 estábamos hablando de 119 dólares y a estas alturas del año estamos hablando 91 dólares. Ha sido una caída fuerte.

GENERACIÓN TÉRMICA, NO MOVERÍA MUCHO EL PRECIO

De acuerdo con las estimaciones de Argus Media, si en el país se incrementa el uso del carbón para generación de energía eléctrica (lo que afectaría la demanda del mineral) no tendría un mayor efecto en el precio.

Las cuentas son las siguientes: en el país se exportan aproximadamente 89 millones de toneladas al año, de estos, 76 millones son de carbón térmico, y para generación de electricidad se utilizan alrededor de 2,2 millones de toneladas.

“Entonces si se hacen las inversiones suficientes para duplicar el consumo doméstico de carbón para generación eléctrica, se pasaría de 2,2 millones a un poco más de 4 millones, esto comparado con el tamaño de las exportaciones no generaría mayor impacto en el precio, pero sí podría beneficiar a algunas regiones productoras del interior del país, donde se han cerrado minas por el bajo precio”, aseguró Brito.

Nohora Celedón

nohcel@portafolio.co