Esperando regreso del crudo a US$75

Mientras algunos analistas consideran que el proceso bajista del petróleo continuará, otros creen que lo peor ya ha sido visto.

POR:
mayo 04 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-04

Entre junio del 2008 y diciembre-enero pasado, el precio del crudo a nivel internacional ha sufrido un profundo bear market (mercado bajista), que ha llevado los precios desde valores máximos históricos en los 147.5 dólares por barril a niveles de 35-34 dólares, representando ello una pérdida superior al 70 por ciento.

Si bien en las últimas semanas los precios han logrado recuperarse de manera parcial, regresando hacia niveles de 53.5-54.5 dólares por barril, el mundo inversor se cuestiona sobre la posibilidad o no que éste proceso de recuperación continúe.

Mientras algunos analistas, independientemente del rebote actual, consideran que el proceso bajista del petróleo continuará debido a la profunda crisis económica que vive el mundo, lo que ha generado una fuerte reducción sobre la demanda del commodity, otros consideran que lo peor del bear market para el crudo ha sido ya visto, y que por lo tanto, la actual recuperación es sólo parte de un tramo de avance mayor que debería estar en fuerza y extenderse hacia los próximos meses.

Desde nuestro punto de vista, consideramos sería apresurado dar por confirmado el fin del proceso bajista del commodity en los mínimos de 35-34 dólares, sin embargo, sí creemos que al menos en torno a esos valores se ha conformado un piso de importancia y desde entonces una recuperación mayor en precio y tiempo para el petróleo ha quedado habilitada.

En concreto, como se puede apreciar en la gráfica, el bear market desarrollado los últimos meses ha regresado los precios no sólo hacia valores que habían sido alcanzados previamente en el año 2003, sino que incluso en torno a esa franja de mínimo testeada en de 40-35 dólares se registran importantes puntos de inflexión vistos para el petróleo en los últimos 30 años.

En efecto, si observamos el comportamiento histórico de los precios, la zona mencionada de 40-35 dólares ha sido una zona de importante resistencia que fuera alcanzada hacia comienzos de los 80, cuando se desata la guerra entre Irán-Irak, donde el precio del crudo se multiplica casi tres veces en un período de tres años, hasta registrar niveles de 39 dólares. También en dicha zona se registran máximos hacia comienzos de los 90, cuando se desata la Guerra del Golfo, siendo esta nuevamente reconocida con posterior caída de precios. En ambos casos mencionados, los recortes posteriores sufridos por el commodity han sido superiores al 70 por ciento, antes de que el alza retome nuevamente su curso.

Finalmente, hacia mediados del año 2000, la zona de escollo entre los 35-40 dólares logra ser nuevamente alcanzada por un importante tramo de avance iniciado hacia1998, siendo una vez más reconocida con posteriores recortes en los precios. Es sin embargo, a partir del 2003, cuando se inicia la guerra en Irak que los precios nuevamente retornan al desarrollo de serruchos alcistas, logrando hacia el año 2004 finalmente dar superación a esta zona de importante resistencia, lo que terminó desencadenando años más tardes el importante rally hacia los máximos históricos de 147.5 dólares.

Lo importante de destacar, luego de lo mencionado, es que tras el rally desarrollado hacia máximos históricos en junio del 2008, la baja posterior de precios se agudiza hasta testear nuevamente niveles de 40-35 dólares por barril. Esta zona que en tantas otras oportunidades había funcionado como nivel de resistencia, conteniendo el avance de precios, es la que ahora se convierte en importante soporte y la que se espera termine conteniendo, al menos en forma parcial, la caída de precios.

Hasta el momento, luego de testear los precios niveles de 35 dólares hacia diciembre-enero pasado, se originó el actual rebote por encima de los 50 dólares por barril. Nuestras expectativas se inclinan por pensar que los mínimos testeados en torno a los 35 deberían ser de carácter más sólido, y por lo tanto, desde esos valores idealmente debería estar en fuerza un proceso de alza o recuperación mayor para el commodity, el cual esperamos se extienda hacia el resto del presente año 2009. Si nuestra visión es correcta, debemos esperar que hacia los próximos meses pueda materializarse un regreso del commodity mínimamente hacia la zona de 75-78 dólares y potencialmente hacia niveles de 90 dólares por barril.

Es importante aclarar que no necesariamente el proceso de recuperación deba darse de manera 'limpia', es decir, con claridad tendencial, ya que dada la velocidad de la caída en muchas ocasiones, las posteriores recuperaciones suelen ser más trabadas y complejas. Este dato puede ser de utilidad, principalmente al momento de tomar posición en este mercado, debido a que el inversor no necesariamente deba esperar retornos con la misma velocidad en tiempo con la que se materializó la caída de los precios.

En este sentido, ajustes que puedan darse hacia las próximas semanas, serán interpretados como movimientos temporales y con clara zona de contención en los 45-40 dólares para finalmente luego los precios intenten desarrollar la recuperación mayor en precio y tiempo como fuera mencionada más arriba.

Impacto en A. Latina ante una recuperación de precios del petróleo

Si analizamos el comportamiento del accionar de los principales mercados de la región con respecto a lo hecho por el petróleo en los últimos años veremos que ha habido una gran incidencia. En primera instancia, debemos remarcar el acompañamiento del precio de los commodities en general al avance del crudo.

Considerando que Latinoamérica es una zona altamente commoditizada, creemos que del mismo modo que la baja de los últimos meses en el petróleo ha impactado sobre el resto de los commodities, una recuperación del crudo tendrá el mismo impacto hacia los próximos meses, lo cual pasa a ser bastante alentados.

Por otro lado, si nos centramos puntualmente en lo financiero, observamos que las empresas que tienen mayor incidencia sobre los índices bursátiles tanto en Brasil, como Argentina y Colombia representan al sector petrolero, está de más decir que de cumplirse nuestro esquema de recuperación mayor para el precio del crudo en los próximos meses también deberíamos estar esperando fuertes repuntes bursátiles impulsados por estas mismas empresas.

En resumen, se observa que más allá de la volatilidad con la que se mueve el precio de este commodity, actualmente nos encontramos en niveles considerados atractivos para invertir con un horizonte de tiempo mínimo de 5 a 8 meses, período en el cual creemos los retornos pueden ser más que significativos.

Siga bajando para encontrar más contenido