Sin esperanzas de que baje precio del petróleo, termina Congreso Mundial en Madrid

"Estamos preocupados por los elevados precios del petróleo", declaró el ministro saudí de Petróleo, Alí Al Naimi, cuyo país lidera la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

POR:
julio 03 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-03

Ese cartel de naciones productoras que no quiere aumentar la producción para que bajen los precios -como piden los países consumidores-, porque estima que es la especulación la que los encarece, además de la debilidad del dólar y las tensiones geopolíticas.

"Hay especulación", pero ésta "no tiene nada que ver con las tendencias a largo plazo", dijo sin embargo el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, para quien la subida se explica más bien por el fuerte incremento de la demanda mundial.

Pero el futuro que le espera al sector no augura buenas noticias, pues los costes de producción han aumentado considerablemente, lo que obligará a las empresas a acometer fuertes inversiones que seguirán sosteniento precios altos.

"No hay que esperar que los precios bajen considerablemente", advirtió Gabrielli el mismo día que la compañía rusa Gazprom vaticinaba que el precio del barril de crudo va a llegar "próximamente" a los 250 dólares, según su presidente, Alexei Miller.

"Los costes de producción están subiendo rápidamente" en un momento en el que el sector necesita destinar costosas inversiones a "construir nuevas infraestructuras para acceder a las nuevas reservas", además de más mano de obra.

Y "las aguas profundas", donde la empresa descubrió varios yacimientos en los últimos meses, "son caras de explotar", apuntó.

Aunque algunos dirigentes de multinacionales creen que los actuales precios, que se han más que duplicado en un año, lejos de la media de 25 dólares que defendían los países consumidores hace cinco años, se resignan al ver un futuro con interrogantes.

Entre estos la demanda mundial, cuya previsión para los próximos cinco años bajó esta semana la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en 3,43 millones de barriles, con un crecimiento del 1,6 por ciento frente a una oferta que ralentizará su crecimiento.

"No puedo creer que los precios actuales sean sostenibles, pero no creo que vuelvan a los niveles de 2003-2004", reconoció Francis Saville, presidente de la canadiense Nexen.

De igual modo, se expresó el presidente de la francesa Total, Christophe de Margerie, que sitúa el precio del barril en 80 dólares si las empresas no obtuvieran ni beneficios ni pérdidas.

"La era del petróleo barato ha terminado. La energía nuclear es más que nunca una industria de futuro y una energía indispensable", concluyó este jueves el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Siga bajando para encontrar más contenido