Estabilidad para el sector

El sector de los servicios públicos domiciliarios necesita, en los próximos 11 años, 107 billones de pesos para financiar obras de infraestructura que beneficien a la población que carece de estos insumos básicos.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

De estos recursos, las empresas tienen que aportar 76 billones de pesos, dijo el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Actividades Complementarias e Inherentes (Andesco), Gustavo Galvis Hernández, al inaugurar el X Congreso Nacional & I Internacional de Servicios Públicos Domiciliarios en Cartagena. Por esa razón, pidió al presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, seguir proporcionando confianza y estabilidad al gremio para que pueda continuar desarrollando nuevos proyectos sectoriales. Solicitó también al ejecutivo que, ante el aumento de los delitos contra la infraestructura de los servicios públicos, se evalúe la posibilidad de implantar una medida cautelar de cierre temporal de exportaciones de chatarra de cobre y aluminio. Esta exhortación la hizo al indicar que a pesar de los avances en aspectos punitivos, esquemas de comercialización y programas conjuntos entre empresas y autoridades, la tendencia de los delitos contra la infraestructura de los servicios públicos sigue en aumento y se estima que habrá más de un millón de usuarios afectados para el 2008. “Por concepto de estos hechos, las pérdidas para las empresas se han cuantificado en valores superiores a los 43 mil millones de pesos en hurto y más de 200 mil millones de pesos en defraudación de fluidos”, enfatizó Galvis Hernández. Fondo Agua Social Otras de las iniciativas expuestas por el presidente de Andesco, fue la creación de un Fondo de Agua Social (Foas) que cubra las necesidades de pago del servicio en las comunidades ubicadas en zonas subnormales o de difícil gestión, tal como sucede en energía eléctrica. Igualmente, consideró que se deben definir y adoptar medidas reglamentarias y económicas que posibiliten el desarrollo de infraestructura de acueducto y alcantarillado en las zonas subnormales o marginales. “En Colombia falta mucho por hacer en tratamiento de aguas residuales. Es imperativo establecer una política de financiación que evite incrementos tarifarios por este concepto”, sostuvo el dirigente gremial. Agregó que en muchos países los costos de operación y mantenimiento de las plantas de tratamiento son cubiertos por tarifas y los altos costos de las inversiones con otras fuentes de recursos. Este es el gran reto en la política de aguas residuales del país. Otro aspecto que preocupa al gremio son las tarifas de energía que están pagando las empresas de acueducto, que tienen alto consumo de este servicio por causa de su actividad como si fueran una industria.La Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos Domiciliarios y la Superintendencia de Servicios Públicos, realizaron en Cartagena del 25 al 27 de junio, el X Congreso Nacional & I Internacional del sector, durante el cual las Naciones Unidas presentaron los resultados del primer estudio piloto de cómo las empresas afiliadas al gremio contribuyen al alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido