Estados Unidos anunció nueva política para las perforaciones petroleras y de gas

El secretario del Interior de ese país, Ken Salazar, aseguró que las grandes petroleras y las firmas de gas natural ya no serán 'los reyes del mundo' como lo fueron en la administración Bush.

POR:
enero 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-07

Salazar rechazó las afirmaciones de la industria petrolera que asegura que modificar la política reduciría el suministro de energía doméstica.

"La diferencia está en que en la administración anterior la industria del petróleo y de gas, en esencia, eran los reyes del mundo", dijo Salazar en conferencia telefónica con periodistas. "Lo que querían hacer lo hacían y el departamento era esencialmente la criada de la industria petrolera y de gas", agregó.

Con las reformas, la Oficina de Administración de Tierras (BLM por su sigla en inglés), que supervisa las actividades de perforación terrestre, tendrá un papel más activo al decidir qué tierras federales deberían ser arrendadas en lugar de que las empresas de energía escojan las zonas que desea explorar.

El funcionario también denunció que en el pasado, las tierras públicas eran como una "tienda de dulces' para el petróleo y el gas, donde podían 'entrar y tomar lo que querían".

El BLM continuará aceptando las solicitudes de la industria con respecto al lugar donde arrendar, pero la agencia promoverá el arriendo en las zonas ya desarrolladas y planificará cuidadosamente el desarrollo de nuevas áreas.

Industria en contra

Salazar dijo que las empresas de energía ya tenían mucha tierra federal para buscar petróleo y gas, y que sólo 12 millones de acres de los casi 44 millones arrendados en el oeste estaban en producción.

Así mismo, dijo que las reformas darían certeza jurídica a las empresas de energía para evitar problemas. Salazar señaló que en 1998, un poco más del 1 por ciento de los arriendos en tierra fue protestado, pero ese número se había elevado a un 40 por  ciento en el 2008.

Sin embargo, la industria petrolera rechazó la nueva política. "En un, cada vez más familiar, doble discurso de este Gobierno, el secretario del Interior Salazar volvió a hablar de la importancia del petróleo y gas natural, mientras hace más difícil producir petróleo y gas americano", dijo Jack Gerard, presidente del Instituto Americano del Petróleo (API).

Las reformas harían más lenta la entrega de permisos para buscar petróleo y gas en tierras estatales y reducirían el número de hectáreas disponibles para la exploración de energía.

Por el contrario, los defensores del ambiente se complacen

"No es de extrañar que la industria esté protestando. Durante ocho largos años, la industria del petróleo y de gas prácticamente escribió las reglas", añadió.

Siga bajando para encontrar más contenido