Estados Unidos estableció plan para atraer turistas de todo el mundo

El Presidente Barack Obama sancionó la Ley de Promoción de Viajes, para impulsar la llegada de 1,5 millones turistas adicionales.

Finanzas
POR:
marzo 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-18

Con la nueva ley el Gobierno atenderá el urgente llamado que venía haciendo el sector privado durante los últimos meses, ante la pérdida de casi 70 millones de turistas extranjeros en la última década y con el objetivo de recuperar el terreno perdido después del fatídico septiembre 11 del 2001.

La industria del turismo estadounidense, muy cómoda durante décadas pues prácticamente no necesitó gastar dinero en captar viajeros, obtiene por esa vía unos 200 millones de dólares para promoción de sus destinos en el exterior.

Con los instrumentos contemplados en la Ley se estima que se lograrían 1 millón 600 mil visitantes nuevos, que podrían generar ingresos adicionales por valor de 3.300 millones de dólares, además de generar 30 mil empleos, en el corto plazo. Dentro de la estrategia plasmada para reactivar la llegada de turistas, se contempla el fortalecimiento de la actividad consular en el exterior, a fin de acelerar e incrementar la expedición de visas, en países de gran potencial, entre los que se cuentan China, Brasil e India.

Según los datos de la Asociación de Viajes de Estados Unidos (U.S Travel Association), el sector perdió en los últimos 10 años la posibilidad de crear y sostener 441 mil empleos y dejó de percibir un promedio de 50.000 millones de dólares por año.

Mientras el turismo internacional creció a nivel mundial en un 31 por ciento, - unos 200 millones de viajeros en la década- esta industria en Estados Unidos mostró un descenso del 9 por ciento, en número de viajeros extranjeros.

El gremio turístico explicó que mientras Estados Unidos no gasta un sólo centavo en promoción, países como Grecia y México invierten más de 150 millones de dólares al año. Otros como Malasia y Australia gastan más de 100 millones; en tanto que naciones como Inglaterra, Turquía y Francia, dedican sumas que van entre los 60 y 90 millones de dólares, anualmente.

Solamente durante el 2009, Estados Unidos vio reducir sus ingresos por turismo internacional en 17.000 millones de dólares, habiéndose reducido la llegada de visitantes extranjeros - diferentes a canadienses y mexicanos- a apenas 23 y medio millones de personas.

Mensajes a:

germanduque@comcast.net