Estados Unidos y Rusia deciden reducir en 30% su arsenal nuclear

Los mandatarios Obama y Medvedev llegaron a un acuerdo que limita a cada país a tener un máximo de 1.550 ojivas.

POR:
marzo 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-26

Los dos países sellaron este viernes un nuevo tratado de desarme, que será firmado el próximo 8 de abril en Praga y que reducirá el número de cabezas nucleares en posesión de cada país a un máximo de 1.550, comunicó la Casa Blanca.

El acuerdo fue anunciado tras una conversación telefónica entre los presidentes Barack Obama y Dmitri Medvedev, quienes coincidieron en destacar la importancia de que las dos mayores potencias nucleares puedan, con su ejemplo, alentar al resto del mundo a avanzar en la no proliferación.

Según el tratado, E.U. y Rusia sólo podrán tener 800 vectores estratégicos, como se denomina a los equipos que permiten lanzamientos a larga distancia, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos estratégicos. La mayor parte de estos equipos, unos 700, pueden ser plataformas desplegadas.

El número máximo de ojivas es de 1.550, lo que supone, según la Casa Blanca, una reducción del 30 por ciento con respecto a lo establecido en el Tratado de Moscú. El nuevo tratado supone un mayor compromiso de desarme entre las dos potencias, en comparación con el anterior pacto nuclear Start, sellado en 1991 y vencido en diciembre pasado.

El start supuso el primer esfuerzo en reducir el arsenal atómico con el que las dos potencias se amenazaban mutuamente desde la década de los años cincuenta, en tiempos de la Guerra Fría. Bajo aquel acuerdo, Washington y Moscú se comprometían a reducir el número de vectores nucleares a 1.600, en tanto que el número de ojivas nucleares debía de ser como máximo de 6.000.

En los últimos quince años, no obstante, ambos países los han rebajado a unos 2.200. El nuevo tratado también simplifica con respecto al anterior los sistemas de verificación del desarme. En Moscú, Medvedev elogió el acuerdo como un reflejo del "equilibrio de intereses de ambos países".

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que el acuerdo enviará un mensaje a Irán y Corea del Norte, países implicados en disputas nucleares con Occidente, de un compromiso para evitar la proliferación nuclear.

El tratado de desarme deberá ser ratificado por los parlamentos de los dos países. El Gobierno de Obama dice que no espera oposición en el Congreso porque el tratado no limita los planes de defensa de misiles de Washington.

La firma del pacto se realizará Praga, capital de la República Checa, donde el presidente Obama pronunció el año pasado un discurso en el que delineó las intenciones de su Administración por reducir el armamento nuclear.

Siga bajando para encontrar más contenido