Estados Unidos sigue pendiente de la inflación

Desde la última reducción en la tasa de interés de intervención, este instrumento de política monetaria perdió importancia en relación con otras herramientas que podía adoptar el Fomc para dar liquidez al sistema financiero de Estados Unidos y reactivar la actividad económica.

POR:
julio 02 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-02

Este hecho se da por un efecto coyuntural. La tasa se encontraba en niveles históricamente bajos y la política monetaria no se había transmitido al crédito. Por lo tanto, la FED debía adoptar medidas de política monetaria más agresivas, que liberaran al sistema bancario de los activos que estaban generando pérdidas patrimoniales de tal manera que los bancos pudieran concentrar sus recursos en mayores desembolsos de créditos. Este tipo de medidas consisten en la compra equivalente a 1,7 billones de dólares en títulos hipotecarios, deuda corporativa y títulos del tesoro durante el 2009. Estas compras implican el aumento del balance general de la FED y generan un aumento en la base monetaria. Adicionalmente, debido a la caída en el precio internacional de bienes básicos y la inactividad económica las expectativas de inflación estaban controladas. Por lo tanto, el mercado no tenía expectativas de que el Fomc decidiera aumentar la tasa de referencia en los siguientes meses. Recientemente la evolución de la inflación implícita a dos años evidencia que el mercado espera aumentos en la inflación en el mediano plazo. Durante los primeros meses del año la inflación implícita, calculada como la diferencia entre los títulos del Tesoro estadounidense tasa fija y los títulos atados a la inflación con vencimiento en dos años era negativa y, desde finales de mayo muestra un comportamiento positivo. Debido a que una de las principales funciones de la FED es incentivar el crecimiento económico sostenido de tal manera que se garantice la estabilidad de precios de la economía, la evolución de las expectativas de inflación han hecho que el mercado vuelva a mostrar interés en las señales que envíe la FED respecto a futuros aumentos en la tasa de interés y a la disminución del tamaño de su balance que generen una reducción en la liquidez de la economía. Según el comunicado de la FED, la información de actividad económica disponible hasta el momento sugiere que el ritmo de la contracción económica está desacelerando. Aunque el consumo privado muestra señales de estabilización, éste continúa restringido por el aumento del desempleo, la pérdida de riqueza de los hogares y la limitación al crédito. Asimismo la actividad empresarial continúa deteriorándose debido a que las empresas están recortando gastos de nómina e inversión fija. Sin embargo, la FED argumenta que la reciente caída en el nivel de inventarios puede generar un aumento en la producción en el mediano plazo. Con respecto al efecto que pueda tener el reciente comportamiento del precio de energéticos y otros bienes básicos sobre la inflación en el mediano plazo, la FED argumenta que el exceso en estos bienes hará que las presiones al alza sobre el nivel general de precios disminuya.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido