Estados Unidos: en el tobogán de la deflación

Estados Unidos parece deslizarse hacia la peligrosa vía de la deflación, según las estadísticas divulgadas ayer, que revelan en octubre una caída de los precios al consumo y de la construcción inmobiliaria sin precedentes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Por un lado, el índice de precios al consumo retrocedió 1 por ciento en octubre, según cifras corregidas por variaciones estacionarias, un desempeño jamás visto desde la primera publicación de esta estadística en 1947. Esta caída obedece principalmente a la baja de la cotización de las materias primas, con un precio al consumo de la energía que se hundió en octubre en 8,6 por ciento (esto de por sí un récord). Pero el índice de base, que excluye energía y alimentación también descendió (-0,1 por ciento), por primera vez en 25 años. Por otro lado, la depresión del sector de la construcción se agravó, con la iniciación de obras de construcción de viviendas en 791.000 unidades en ritmo anual, su nivel más bajo desde enero de 1959. Una caída de 4,5 por ciento con respecto al mes precedente. Las perspectivas también se muestran inquietantes, ya que solamente fueron otorgados 708.000 permisos de construcción en octubre (en ritmo anual), un 12 por ciento menos que el mes anterior. Es el menor nivel desde el inicio de la estadística, en enero de 1960. Octubre, marcado por el agravamiento de la crisis financiera y la perspectiva de la elección presidencial estadounidense del 4 de noviembre, fue escenario de otro récord, la caída más pronunciada de las ventas minoristas (-2,8 por ciento). Las cifras de empleo son también catastróficas: 240.000 puestos de trabajo perdidos, y un desempleo de 6,5 por ciento, el más alto desde marzo de 1994. Todos estos indicadores apuntan en la misma dirección: tras una desaceleración del crecimiento, Estados Unidos entró en recesión, lo que implica un revés para los precios. ENFERMEDAD QUE PREOCUPA ¿Estará la economía dirigiéndose hacia la deflación, una situación en la que los precios se contraen a la par de la demanda? Esta situación, que se observó en Japón en la década de los 90, es la peor para un banco central, ya que sus esfuerzos para estimular el crecimiento son aniquilados por el rechazo de los actores económicos a consumir e invertir. Los economistas se muestran divididos al respecto. “Debemos preocuparnos por la deflación, en Estados Unidos, Europa, Japón, en el mundo entero (...) Una vez que caes en una trampa deflacionista, la política monetaria deja de ser eficaz”, afirmó el economista Nouriel Roubini a la cadena Bloomberg News. La tasa directriz de la Reserva Federal se ubica en 1 por ciento, sin que el crédito haya dado señales de reanimación. “La probabilidad es baja, a nuestro juicio. Por una parte, la transmisión de los precios de la energía y los precios a la importación hacia la inflación de base (que excluye energía y alimentación), retrocedió en las últimas dos décadas”, según Aaron Smith, de Economy.com. AFP 3,7 por ciento se mantuvo la inflación anualizada en octubre pasado en Estados Unidos. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido