Sin estrategias adecuadas

El Alba esta conformando un marco institucional para hacerse más operativo. El 27 de julio pondrá en funcionamiento tres consejos, el político en Quito, el económico en Caracas, y el social en La Paz.

POR:
julio 13 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-13

Por iniciativa de Cuba y Venezuela se creó en el 2004 la Alternativa Bolivariana de las Américas (Alba), para oponerse al Área de Libre Comercio de las Américas (Alca), que pretendía establecer una zona de libre comercio en la región. Además de estos países, hoy forman parte de ella: Bolivia, República Dominicana, Honduras, Ecuador, Dominica, San Vicente y las Granadinas.

Ha cambiado de nombre. Se denomina Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba - TC), con la idea de crear un bloque de poder para hacer valer los principios del socialismo del siglo XXI, lo cual le ha permitido presentarse en la OEA como un contrapeso a Estados Unidos y en Unasur, como un contrapeso a Brasil.

Con un Producto Interno Bruto de casi 700.000 millones de dólares y unos 70 millones de habitantes, aunque un volumen muy débil de intercambios comerciales conjuntos, a excepción y por razones políticas entre Cuba y Venezuela, ha demostrado gran disciplina en sus acciones internacionales como lo ha demostrado en sus intervenciones en la OEA en los casos del ingreso de Cuba, y en la suspensión de Honduras.

El Alba esta conformando un marco institucional para hacer más operativo al organismo. El próximo 27 de julio pondrá en funcionamiento tres consejos, el político en Quito, el económico en Caracas, y el social en La Paz, que deberán reunirse mensualmente por rotación entre las nueve capitales, mientras que los presidentes, congregados en un Consejo Presidencial, celebrarán cumbres trimestrales también por rotación, a partir de septiembre en Bolivia.

En el plano económico ya ha dado sus primeros pasos. Ha creado el sucre como moneda de cuenta para sus transacciones comerciales.

Como parte de una Declaración aprobada en la VI Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP), se acordó la creación de un grupo regional para revisar el régimen de propiedad intelectual, dentro de la idea de promover un modelo de apropiación social del conocimiento, que permita superar los obstáculos en la producción de bienes fundamentales para la vida, como la alimentación y la salud. En opinión del ministro de Comercio de Venezuela, Eduardo Samán, existe en la legislación vigente sobre patentes farmacéuticas una excesiva protección de los intereses de las industrias multinacionales en perjuicio de los derechos colectivos que tienen los usuarios.

Siendo que dos países del Alba -Bolivia y Ecuador - son miembros de la Comunidad Andina y que en ella existe un régimen común sobre propiedad industrial, este tema no debería ser ajeno a los dos miembros restantes, Colombia y Perú.

Estos países deberían establecer una estrategia al respecto y lograr que se establezca un marco jurídico claro y permanente en sus relaciones comerciales con Venezuela. Igualmente Colombia, ante el anuncio de Ecuador de establecer una salvaguardia monetaria a una amplia gama de productos colombianos, debería acudir en primer término a las instancias andinas para resolver este impasse antes de pensar en acudir a la OMC, pues de lo contrario estará contribuyendo a crear más caos e incertidumbre del que está sufriendo la región.


emece1960@yahoo.com

Siga bajando para encontrar más contenido