Estrategias de innovación y competitividad para pymes

La conectividad tecnológica, los consumidores socialmente responsables, el énfasis en salud y bienestar, la proliferación de mascotas y los ‘hipsters’, entre otros, representan oportunidades.

El pequeño empresario debe invertir por lo menos 5 horas a la semana para monitorear tendencias.

Archivo Portafolio.co.

El pequeño empresario debe invertir por lo menos 5 horas a la semana para monitorear tendencias.

POR:
mayo 11 de 2014 - 07:19 p.m.
2014-05-11

A pesar de que durante décadas la gente cargó maletas que resultaban muy pesadas, apenas hace unos cuantos años a alguien se le ocurrió ponerles pequeñas ruedas a las mismas y así mejoró la vida de muchas personas; desde viajeros frecuentes hasta niños de preescolar.

Esa innovación no cambió las reglas de una industria, sino que introdujo una mejora a un estilo de vida cada vez más frecuente: la movilidad de las personas.

Un caso adicional de innovación, basado en estilos de vida diferentes o emergentes, es la comida orgánica. Precisamente, una familia como los Arteaga Niepmann, en México, explota y hace crecer su negocio de alimentos orgánicos La Huerta. El restaurante Andrés Carne de Res es otro caso exitoso en Bogotá, en el que su dueño entendió la combinación exitosa de comida, bebida, música, meseros-actores, y microambientes que fomentan estados de ánimo de gran alegría y entretenimiento.

El éxito de las ruedas en las maletas, del crecimiento de ventas de los alimentos orgánicos y Andrés Carne de Res radica en el secreto que puede transformar a una pequeña o mediana empresa. Consiste en enfocar los esfuerzos de la organización en la creación de experiencias o satisfactores que demandan los nuevos estilos de vida; estilos que no existían hace 20 a 25 años, o que ahora se manifiestan de una manera sustantivamente diferente.

Las pymes tienen características que les pueden permitir ser fácilmente innovadoras, como la toma rápida de decisiones, agilidad para realizar cambios, la cercanía a los clientes y, por lo tanto, la posibilidad de generar mayor atención a las necesidades de los mismos. Sin embargo, todas estas ventajas se desaprovecharían si los empresarios de pymes no cumplen con el requisito principal para innovar, que es el desarrollo de la capacidad de observación y sensibilidad para detectar y/o anticipar necesidades, expectativas o deseos de sus clientes.

Es muy importante que el dueño de una pyme invierta por lo menos 5 horas a la semana para monitorear tendencias y/o nuevos estilos de vida desde las perspectivas social, tecnológica, ecológica, política y económica.

Además, no es lo mismo el estilo de vida y visión de negocio de un empresario de 55 a 65 años, que creció en un mercado tradicional y de pocas opciones de compra, que el de su hijo, en un mercado abierto a importaciones de todo el mundo.

Los nuevos estilos de vida que han surgido en los últimos 20 y 30 años, como la conectividad tecnológica, los consumidores socialmente responsables, el énfasis en salud y bienestar, la proliferación de mascotas, los hipsters, los dinks y la gente de la cuarta edad, entre otros, representan oportunidades para innovar ya que demandan nuevos satisfactores y evidencian necesidades no cubiertas o satisfechas de manera parcial.

En conclusión: el surgimiento de los nuevos estilos de vida ofrece una enorme oportunidad de crecimiento y diferenciación a las pymes, siempre y cuando estas se muevan con agilidad, estén cerca de sus clientes para entender sus expectativas, y les diseñen no solo un producto o servicio, sino una experiencia de compra/consumo, o una solución de negocios cuando sus clientes sean otras empresas.
CINCO CLAVES
1. Transferencia de competencias de una actividad en la que opero a otra donde no, pero tengo capacidades valiosas. Por ejemplo, Costa Rica ha desarrollado el turismo ecológico y de aventura, pero está alineando su estrategia hacia salud y atención de jubilados.

2. Búsqueda de un nicho de mercado que las grandes no han cubierto o está desatendido.

3. Integración de cadenas verticales. Ejemplo, una firma que fabrica tintas usadas en la etiquetas de los envases de bebidas de exportación, como la cerveza.

4. Alianzas con compañías extranjeras. Ejemplo: Zapatería López, que fabrica zapatos y los vende localmente en tiendas propias, pero para crecer se alía con San Antonio Shoes.

5. Apoyo en las competencias de empresas mayores. Ejemplo, una compañía de especias envasadas que le compra un metro cúbico de su flotilla a una de snacks para hacer su distribución.

 

Dr. Jaime Alonso Gómez,
chairman of International Advisory Board
PRIME Business School, Universidad Sergio Arboleda.

Siga bajando para encontrar más contenido