Una etiqueta le ahorraría $ 1,3 billones a la Nación

Los cálculos del Ministerio de Minas indican que implementar el Retiq reduciría la inversión en subsidios.

El Sena abrirá cursos para que vendedores de electrodomésticos sepan calcular la eficiencia de los equipos.

Archivo

El Sena abrirá cursos para que vendedores de electrodomésticos sepan calcular la eficiencia de los equipos.

Finanzas
POR:
septiembre 20 de 2015 - 04:48 a.m.
2015-09-20

Detrás de la implementación del nuevo Reglamento Técnico de Etiquetado de Eficiencia Energética en Colombia, Retiq, el Gobierno espera que vengan varios beneficios no solo para la economía de los hogares, sino también para los ingresos de la Nación.

El reglamento obliga a los productores y comercializadores de electrodomésticos de la línea blanca, y a algunos equipos industriales (como balastros electrónicos y motores), a etiquetar sus productos con un aviso que indique los datos sobre el uso de energía de esos dispositivos y la eficiencia de los mismos.

“Hemos visto con nuestros propios estudios y con lo que ha pasado en otros países que no hay nada como la información para que la gente tome buenas decisiones. Cuando uno tiene unas etiquetas que le permiten ver que si compra determinado producto se puede ahorrar millón y medio de pesos o seis millones, la gente responde a eso”, explicó el ministro de Minas y Energía, Tomás González.

Y esa respuesta significa menos consumo de energía, aproximadamente 2.800 GWh al año, y por ende una reducción en los aportes del Gobierno Nacional para el subsidio a este servicio.

El Ministerio de Minas estima que en total se podrían ahorrar 1,3 billones de pesos en subsidios a la energía en la próxima década. En materia ambiental, el país dejaría de emitir en el mismo periodo 17 millones de toneladas de dióxido de carbono, por cuenta de la eficiencia.

“Creemos que el potencial de ahorro sobre toda la demanda con este programa y los demás de eficiencia energética es cercano al 10 por ciento, lo que equivaldría a no tener que hacer dos plantas como Hidrosogamoso”, señaló González.

De acuerdo con el director de la Red Colombiana de Conocimiento en Eficiencia Energética, el ingeniero Omar Prías, esta nueva reglamentación traerá como consecuencia un elemento adicional: el estímulo a la innovación en la industria manufacturera.

Esto, explica el académico, porque los consumidores tendrán dentro de sus criterios de compra no solamente el costo del producto, sino los ahorros que les pueda generar.

La etiqueta es obligatoria a partir del 31 de agosto de este año. Para equipos de audio y video la reglamentación aún no aplica.

ESTAMOS LISTOS PARA COMPETIR, DICE LA ANDI

La directora de la Cámara de Electrodomésticos de la Andi, Florencia Leal, aseguró que las empresas del sector están listas para competir con este nuevo etiquetado y que, en teoría, la implementación no debería significar mayores traumatismos.

“Vamos a entrar a hacer una revisión detallada del reglamento”, precisó.

Entre los retos que implica este cambio están la creación de nuevos laboratorios de certificación. Según Leal, con lo que no estuvo de acuerdo el gremio fue con la inclusión de aparatos industriales, que ya se rigen por otra norma de etiquetado.