Tras euforia provocada por la victoria de Barack Obama en E.U., bolsas sufrieron nuevo descalabro

La caída se dio ante los crecientes temores de una profunda y larga recesión de la economía mundial por una crisis financiera que ha minado peligrosamente el sistema bancario.

POR:
noviembre 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-06

Wall Street abrió este jueves con una pérdida modesta que, sin embargo, aumentó rápidamente, imponiéndose así la penosa realidad de la crisis financiera mundial tras la euforia por la elección del demócrata Barack Obama, el martes, como presidente de Estados Unidos.

De esta manera, el índice Dow Jones Industrial Average cayó 4,85 por ciento, el tecnológico Nasdaq 4,34 por ciento y el ampliado Standard & Poor's 500 también se hundió, 5,03 por ciento.

Las plazas latinoamericanas siguieron la misma tendencia a la baja. La bolsa de Sao Paulo, la mayor del sur del continente, cerró con una pérdida de 3,77 por ciento, la bolsa de Lima perdió 6,84 por ciento y Santiago 2,81 por ciento.

Por su parte, la Bolsa de Valores de Colombia cerró con una merma del 4,31 por ciento en su índice general (Igbc), que quedó en 6.873,63 puntos.

Las plazas asiáticas tampoco pudieron escapar a la espiral negativa: Tokio cerró con un desplome de 6,53 por ciento, Hong Kong cayó 7,1 por ciento, Seúl 7,6 por ciento, Sídney 4,30 por ciento, Shanghai 2,44 por ciento y Yakarta 4,3 por ciento.

"Tras la elección de Obama, los inversionistas han recuperado la sobriedad y han vuelto la mirada hacia las verdaderas desgracias de la economía", comentó Masatoshi Sato, corredor de Mizuho Investors Securities.

Desde la victoria del demócrata Barack Obama en las elecciones presidenciales, el Dow Jones ha perdido un 9,65 por ciento, el Nasdaq un 9,62 por ciento y el S&P 500 un 10 por ciento, lo que supone la peor caída en dos sesiones consecutivas para estos tres índices desde octubre de 1987.

Cifras desalentadoras

El sector privado en Estados Unidos ha perdido 157.000 puestos de trabajo en octubre después de suprimir 26.000 en septiembre. Y la actividad en los servicios en la primera economía mundial se contrajo en octubre, según el índice ISM de los directores de compras del sector.

El Departamento del Trabajo dijo ayer que la productividad - la totalidad de bienes y servicios generados por cada hora de trabajo- creció a un ritmo anual de apenas un 1,1 por ciento en el periodo de julio a septiembre, frente al 3,6 por ciento del segundo trimestre.

Al mismo tiempo, aumentaron los costos laborales. La unidad de costo laboral -que mide lo que deben pagar las empresas a sus empleados por cada unidad de bienes y servicios producidos- aumentó a un ritmo anual del 3,6 por ciento en el tercer trimestre, frente al 0,1 por ciento de retroceso en el periodo anterior.

Mientras los comerciantes daban a conocer sus paupérrimos resultados de ventas, Wal-Mart Stores Inc., el mayor detallista del mundo, fue el único que salió airoso, beneficiado por la afluencia de compradores en busca de productos básicos a precios rebajados por el volumen de ventas. No obstante, casi la totalidad del resto de los grandes comercios sufrieron pronunciadas contracciones.

El desempleo

Aunque los datos oficiales sobre el desempleo en Estados Unidos se darán a conocer este, los nuevos reclamos por seguro de desempleo bajaron levemente la semana pasada, mientras que el número de personas que siguen cobrando los beneficios alcanzó su mayor nivel en más de 25 años, anunció ayer el Gobierno.

El Departamento del Trabajo dijo que los reclamos iniciales de beneficios bajaron en 4.000 a 481.000 en la semana que concluyó el primero de noviembre. Los analistas habían pronosticado 480.000, según la firma Thomson Reuters. 

Siga bajando para encontrar más contenido