El euro bate récords gracias a la buena racha económica que registra hoy Europa

El euro, que ayer registró niveles máximos históricos frente al yen y al dólar, consiguió alzar el vuelo gracias a la prosperidad de la zona euro en momentos en que Estados Unidos atraviesa una situación crítica y Japón no logra despegar.(VER GRAFICO)

POR:
abril 28 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-28

El euro subió ayer hasta 1,3682 dólares, su nivel más alto desde el primer día de su cotización, en 1999. Sus altos vuelos se deben a un resultado más que decepcionante en el Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense, que solo progresó 1,3 por ciento en el primer trimestre, en lo que constituye una desaceleración llamativa con respecto al último trimestre de 2006 (cuando creció 2,5 por ciento). Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado a la baja su previsión de crecimiento para Estados Unidos en el 2007, que ha quedado en 2,2 por ciento, aunque predice una recuperación de 2,8 por ciento en el 2008. Con la zona euro ha sucedido todo lo contrario. El FMI ha mejorado su previsión para el 2007, que ha pasado de 2 a 2,3 por ciento, para la zona euro, cuyo crecimiento en el 2006 fue glorioso, de 2,6 por ciento, el más alto desde el año 2000. Europa se beneficia de una fuerte recuperación en Alemania, que se ha convertido en el motor de la zona euro, de una España muy dinámica, todo ello sin que por el momento se atisben señales de inflación. Aunque el crecimiento europeo se mantiene moderado, a poco más de 2 por ciento, debería duplicar, por primera vez desde el 2001, el de Estados Unidos, cuyo sector inmobiliario, pilar del desarrollo del país en los últimos años, atraviesa malos tiempos. Para potenciar la economía estadounidense la Reserva Federal podría reducir el próximo verano boreal sus tasas de interés, situadas actualmente en el 5,25 por ciento. Paralelamente, se prevé que el Banco Central Europeo aumente su principal tasa en junio, de 3,75 a 4 por ciento. La diferencia entre los tipos de interés se aproximaría entre las dos zonas, lo que fortalecería aún más al euro en detrimento del billete verde. Además los déficits de las cuentas corrientes y del comercio exterior estadounidenses son colosales y están minando al dólar desde hace cinco años. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido