Euro lucha por sobrevivir

Colombia no es ajena a la crisis financiera que ha vivido la moneda única europea en el último año, el portafolio de inversiones para el país presenta cifras positivas, el euro se ha revaluado en casi mil pesos en sólo un año y medio, mientras que la inversión directa ha tenido un incremento respecto al 2009.

POR:
diciembre 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-14

Y es que la crisis financiera en Europa está afectando al mundo entero, pero lo que más preocupa a los analistas es la propia supervivencia de la Eurozona, de su moneda: el euro, y en últimas de la Unión Europea. Según los analistas, el euro nació con grandes problemas estructurales, que son los que lo han llevado a la crisis que vive actualmente. Entre los principales problemas del euro está que tiene una unión monetaria rigida pero no fiscal, que sus miembros tienen niveles de desarrollo completamente distintos, que el Banco Central Europeo no cumple las funciones de un banco central, como el de cualquier país, y la ‘falta de dientes’ por parte de la organización para que los países sean responsables fiscalmente, so pena de sufir duras sanciones. Esto ha llevado a que los países, como lo afirmó Milton Friedman hace 10 años, no tengan las suficientes herramientas para luchar con sus problemas económicos internos como la inflación, los déficit fiscales y la falta de competitividad, con políticas típicas que puede aplicar cualquier país, como la revaluación de su moneda, o la inyección o el retiro de capitales de sus economías, por ejemplo. La laxitud para quienes no cumplen con las metas económicas que demanda la eurozona es notoria respecto a los niveles déficits presupuestales y de deuda pública, los cuales no pueden superar el 3 por ciento del PIB respecto al primero, ni un 60 por ciento con relación al segundo. Para el año 2009, el 70 por ciento de los países no cumplían con el primer requisito, mientras que 12 de los 17 miembros, no cumplían con la segunda norma. Incluso, algunos como Grecia mintieron en sus cuentas para ingresar a la unión monetaria, y no tuvieron ningún tipo de penalización. Pero los problemas traen conjeturas sobre las posibles soluciones, estas van desde reestructurar las funciones del BCE, ‘ponerle más dientes’ a la Eurozona, permitir que algunos de sus miembros dejen la organizaicón, hasta la desintegración de la misma. En un artículo del Financial Times, Graham Turner, de GFC Economics, dice que una solución es dejar que Alemania se salga, y forme junto con Austria, Finlandia y Holanda un bloque con el marco como moneda de referencia. Esto le permitiría a los miembros de la Eurozona devaluar y superar la crisis. Otros proponen que Alemania y Francia acepten que la Eurozona implica transferencias fiscales con condiciones más duras para quienes incumplan las reglas. La otra opción es que Alemania abandone la Eurozona argumentando que no tiene que ‘pagar los platos rotos’ por la iresponsabilidad de otros, pero esto llevaría a que el marco alemán se revalúe restándole competitividad a su economía. “Europa necesita una reforma estructural que tomaría al menos una década… ¿Pueden ellos hacer los ajustes necesarios?... No estoy seguro”, dijo el economista Nouriel Roubini, al New York Times. El estadounidense Milton Friedmna, premio Nobel de economía, aseveró en el mismo momento del lanzamiento del Euro como moneda única que éste no sobreviviría 10 años, debido a los problemas estructurales en la planeación del mismo. De acuerdo a Friedman, una sola política monetaria no le da a los países miembros la flexibilidad que necesitarían para estimular sus economías cuando lo necesiten, una fracturada política fiscal combinada con rígidas reglas de la Unión Europea no le permite a los gobiernos solucionar sus propios problemas, como el problema de déficits y proyectos públicos, los nacionalismos volverán a emerger cuando economías responsables tengan que financiar a los menos responsables, y la moneda única dejará maniatados a los países para adoptar reglas en tiempos difíciles. Milton Friedman no le vio futuro al Euro Muchas son las conjeturas y soluciones que se proponen para la crisis financiera europea. Estas van desde reestructurar las funciones del BCE, ‘ponerle más dientes’ a la Eurozona, pasando por dejar que algunos de sus miembros se salgan, hasta la desintegración de la misma. Algunos proponen que el BCE actue más como un Banco Central de cualquier país. ”El banco compraría bonos de los gobiernos, particularmente los que tienen problemas. El BCE imprimiría moneda, y bajaría los costos de prestamos de los países que quieran vender bonos. Pero es una solución a corto plazo”, según Jonathan Loynes, analista de mercados europeos para el periódico The Guardian. De acuerdo con Graham Turner de GFC Economics, para el Finantial Times, la otra solución es dejar que Alemania se salga, y forme junto con Austria, Finlandia, y Holanda un bloque con el marco como moneda de referencia. Esto le permitiría a los miembros de la Eurozona devaluar y superar la crisis. Otros proponen que Alemania y Francia acepten que la Eurozona implica transferencias fiscales con condiciones más duras para quienes incumplan las reglas. La cuestión sería política, ya que las poblaciones de estos países tarde o temprano terminarían rechazando el subsidio a los otros países con sus impuestos. Ásí mismo se propone que los países que no puedan cumplir las metas tengan que salirse, en este caso Grecia e Irlanda, pero esto implicaría un desorden financiero y político para el país y la región. Sin embargo, algunos ven mucho más viable una Eurozona más pequeña con Alemania y Francia en el corazón de la misma. La otra opción es que Alemania abandone la Eurozona argumentando que no tiene que ‘pagar los platos rotos’ por la iresponsabilidad de otros, pero esto llevaría a que el marco alemán se dispare restandole competitividad a su economía, aumentando el desempleo. La opción más viable para algunos analistas es que la Eurozona se vuelva una organización similar a los Estados Unidos, con políticas monetarias y fiscales únicas. Pero tendría muchos costos políticos, ya que los ricos no querrían transferir per se dinero a los países pobres. Una reestructuración total hacia el futuro En entrevista exclusiva con PORTAFOLIO, Bryan Rich habló sobre la no supervivencia del euro como moneda única a menos que los países se sometan a una política fiscal conjunta, o la eurozona disminuya el número de sus miembros. Rich ha sido analista y consultor en mercados, comercio e investigaciones para Logic Fund Management y Weiss Group en Estados Unidos, y ha manejado fondos de inversiones hasta por 750 millones de dólares. ¿Cuál es el futuro del Euro? Creo que el euro dejará de existir en un futuro próximo, o puede seguir existiendo, pero con diferentes países (probablemente los más fuertes) y con un reglamento totalmente nuevo. El tiempo depende del éxito que los funcionarios europeos tengan manipulando la confianza en la región para ganar tiempo. ¿Cuál sería la solución para la crisis? Creo que los funcionarios europeos tienen cero soluciones, pero un objetivo: ganar tiempo. Ellos saben que tienen una mano perdedora. No hay una solución viable al problema. Pero se puede aspirar a llegar a un resultado menos malo. Ese resultado podría alentar a los gobiernos para reestructurar su deuda, es decir, obligar a los tenedores de bonos a sufrir pérdidas. El problema con ese enfoque es que causaría una inestabilidad en masa en el sistema bancario europeo (grandes tenedores de bonos soberanos de la deuda) y es probable que en todo el sistema financiero mundial. Si eso ocurriera, entonces los fondos de rescate podrían dirigirse hacia la estabilización del sistema bancario en lugar de seguir endeudando a los países débiles, violando el Pacto de Crecimiento y Estabilidad. Esto llevaría a la destrucción de la credibilidad del BCE y al socavamiento de la soberanía de los países débiles de la zona. El éxito a corto plazo de esta estrategia de ‘ganar tiempo’ y la resonancia de los rescates está en la habilidad para restaurar la confidencia y neutralizar los ataques del mercado de bonos. Si no lo pueden lograr, como lo han hecho hasta ahora, entonces la caída del euro podría ser rápida y violenta a medida que los países incumplan sus pagos y es probable que saque al euro a favor de la ejecución de devaluaciones monetarias. ¿Es una unión como la de Estados Unidos la única solución, o hay otro tipo de unión que puede trabajar para la Eurozona? Cualquier cosa por debajo de la unidad fiscal hace que el euro sea inviable. Pero la unidad fiscal significa pérdida de soberanía. Así que parece muy poco probable. ¿Cuál es para usted la mejor solución? Creo que el BCE debe dejar de deteriorar sus balances mediante la compra de ‘mala’ deuda soberana, esto crea una situación peligrosa para los miembros fuertes de la Eurozona.Dinero ‘fácil’ creó burbuja financiera Expertos afirman que la crisis financiera tiene su origen en el sistema que utiliza el BCE para facilitar dinero a bancos privados y países, con una baja tasa de interés. El sistema es el siguiente: Los gobiernos se financian vendiendo bonos directa o indirectamente a los bancos, los bancos venden los bonos al BCE por euros con una tasa de interés del uno por ciento, sistema por el cual los bancos hacen dinero; estas entidades a su vez, le dan el dinero a los gobiernos con el cual financian programas y déficits, según describió el diario británico ‘The Guardian’. Esto causó que “España, Grecia, Portugal, e Irlanda vivieron en una burbuja financiera y de finca raíz que elevó los salarios y los créditos. Pero hicieron poco para incrementar la productividad, el mercado laboral y los sistemas de taxes”, de acuerdo al ‘New York Times’. El problema aparece cuando los gobiernos tienen que pagar sus déficits o estabilizar sus finanzas. 17 países conformarán la Eurozona a partir del próximo primero de enero, con la llegada de Estonia al grupo. " Tenemos que trabajar para vivir como Eurozona, si no lo logramos no sobreviviremos como Unión Europea” ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido