En Europa tampoco escampa

En Europa tampoco escampa

POR:
diciembre 21 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-21

Es apenas un consuelo menor, pues comprueba que los trastornos del clima golpean a todos. Así lo acaba de ratificar la ola de frío y nieve que tiene semiparalizada a Europa en la semana previa a la Navidad y que ha obligado a miles de personas a dormir en estaciones de tren o aeropuertos, sin otro recurso que la paciencia. El motivo es la baja profunda en las temperaturas, que a estado acompañada de fuertes precipitaciones. La seguidilla de temporales ha entorpecido los esfuerzos de las autoridades por limpiar las vías atascadas, ante lo cual los retrasos o las cancelaciones de los viajes se han convertido más en la norma que la excepción. Además, los temporales han golpeado los aeropuertos de mayor tráfico como los de Gran Bretaña, Alemania y Francia. Incluso España, Holanda e Italia han recibido el coletazo de una situación inesperada ante la cual no hay mucho que hacer. De acuerdo con los estimativos iniciales, 22.500 vuelos no han podido llevarse a cabo, aunque todo sugiere que esa cuenta subirá antes de que termine la semana. Tal como ocurre en estas circunstancias, el número de refugiados a la fuerza en las terminales públicas no ha hecho más que subir. Dado el alto tráfico de la época, ha tenido lugar una especie de efecto dominó que implica que la normalización probablemente no tenga lugar antes de que termine el fin de semana, lo que en términos prácticos significa el fin del sueño navideño para un grupo apreciable de viajeros. Lo sucedido no hace más que contribuir a la sensación de los europeos en el sentido de que el que termina es un año para olvidar. Y es que los inconvenientes que deja la nieve se suman a otro tipo de enfriamiento: el de las economías del Viejo Continente que siguen enfrascadas en una situación que, por ahora, no tiene una salida fácil.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido