Europa y Estados Unidos tratarán de conciliar diferencias en el 'Consejo Económico Transatlántico'

La principal diferencia a leventar es la restricción europea al pollo estadounidense que desde hace 10 años no puede ser importado desde ese país.

POR:
mayo 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-12

Lo anterior, porque los animales se desinfectan con una solución a base de cloro, prohibida en territorio comunitario por motivos de salud.

El impacto de la prohibición lo cifra en torno a 100 millones de dólares anuales, muy poco comparado con los 620.000 millones anuales en comercio e inversiones entre ambos lados del Atlántico, pero siginificativo para los productores de pollo.

Si los europeos parecen flexibles en este apartado, Estados Unidos podría suavizar las exigencias sobre ensayos obligatorios que recaen sobre los fabricantes europeos de aparatos eléctricos y electrónicos.

En cuanto a los cosméticos, el problema se deriva de la entrada en vigor del reglamento Reach sobre los químicos, y que establece que las empresas tienen que registrar a partir del 1° de junio las sustancias que ya emplean en sus productos fabricados fuera de la UE.

E.U. cree que hoy la regulación da más facilidades a las empresas que fabrican cosméticos dentro de la UE, y calcula que si no hay un acuerdo, las exportaciones del sector a Europa podrían sufrir daños de hasta 2.000 millones de dólares anuales.

También hablarán sobre la certificación ecológica de los biocombustibles, la baja cotización del dólar o la solvencia de las compañías de seguros y reaseguros.

Los dos bloques tratarán estos temas desde este miércoles en el Consejo, creado para eliminar barreras comerciales y financieras. Según el Departamento de Comercio estadounidense, por las restricciones se pierden anualmente hasta 6.500 millones de euros.

Siga bajando para encontrar más contenido