Europa llega con optimismo a la Cumbre de Lima para avanzar en acuerdos comerciales con América Latina

Sin embargo, en el camino se presentan obstáculos entre los países que integran Centroamérica, Comunidad Andina y Mercosur, que conspiran contra esa ambición.

POR:
mayo 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-14

"Lima nos dará la oportunidad de hacer un balance de las negociaciones con América Central y la Comunidad Andina lanzadas en el 2007 y saber dónde estamos en estos momentos con Mercosur. Si seguimos avanzando como hasta ahora podríamos concluir los acuerdos hacia finales del 2009", dijo la semana pasada la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero Waldner.

Si de este modo Ferrero Waldner mostró la voluntad política de Bruselas de cara a esas negociaciones, la realidad es que los tres procesos viven realidades muy diferentes y enfrentan dificultades.

El caso paradigmático son las negociaciones entre la UE y el Mercosur, que debieron haber concluido en el 2004 y que se encuentran casi paralizadas desde entonces a la espera de un acuerdo en la OMC (Organización Mundial del Comercio) sobre los capítulos agrícolas y de bienes industriales y servicios.

En cuanto a América Central, las discusiones han progresado a buen ritmo, y el pasado 18 de abril se celebró la tercera ronda de negociación con avances en la revisión de las ofertas de acceso a mercados.

Sin embargo, el proceso choca aún con problemas muy básicos, como la organización entre los propios centroamericanos: "No se logra definir cómo negociar de región a región", señaló en abril pasado el jefe negociador de la UE para la parte comercial del acuerdo con Centroamérica, Rupert Schlegelmilch.

La CAN ha afrontado varias crisis en los últimos dos años debido a diferencias entre sus miembros. Venezuela abandonó el bloque en el 2006. Ecuador insiste en discusiones que abarquen "sector por sector, producto por producto, las ventajas y el beneficio mutuo", como explicó su presidente Rafael Correa.

En lo comercial, el banano sigue siendo el gran tabú, por los pleitos en la OMC entre Ecuador, primer exportador de banano, y la UE por las tarifas aduaneras. Los únicos países latinoamericanos que han logrado firmar acuerdos con la UE son Chile y México.

Siga bajando para encontrar más contenido