Los europeos exploran expandir sus ambiciones espaciales

Los europeos exploran expandir sus ambiciones espaciales

POR:
julio 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-22

Los programas espaciales europeos están viendo un asombroso resurgimiento, gracias a que políticos y representantes industriales están destacando la importancia de desarrollar sus propios proyectos científicos y militares, independientemente de Estados Unidos, Rusia y China.

La Unión Europea ya ha dado los primeros pasos para apoyar esta ambiciosa iniciativa, vinculando por primera vez de forma explícita los objetivos espaciales con metas diplomáticas y de política exterior. Pero los próximos meses mostrarán cuánto respaldo hay de verdad para seguir al siguiente nivel, es decir, financiar tecnología destinada a posibles misiones tripuladas europeas.

Después de ver cómo EE.UU., Rusia, China e incluso India y Brasil fijan nuevos objetivos espaciales, existe un sentimiento generalizado en Europa de que es necesario reaccionar, dice Louis Gallois, presidente ejecutivo de European Aeronautic Defence & Space Co. (EADS).

"Creo que es muy importante que reafirmemos la ambición" de una fuerte visión espacial europea, dijo Gallois en una entrevista
la semana pasada, durante la Feria Internacional
Aeroespacial en Farnborough, Inglaterra.

EE.UU. es claramente la potencia espacial dominante, con el mayor presupuesto y con casi la mitad del total de satélites militares en órbita. Aun así, el recién recuperado entusiasmo
de Europa por el espacio llega en medio de un fuerte desempeño en los últimos años de sus fabricantes de satélites y Arianespace, el consorcio europeo de cohetes espaciales.

A medida que Boeing Co. y Lockheed Martin Corp. siguen retirándose progresivamente del segmento de satélites comerciales, unidades de sus rivales Thales SA y EADS se están apoderando de porciones cada vez mayores del mercado global de grandes satélites de comunicación comercial. En vista de la reforzada campaña de marketing europea y las restricciones estadounidenses a las exportaciones sobre tecnología espacial, "las compañías de EE.UU. están muy limitadas en su competitividad", apunta Dan Murphy, presidente de Alliant Techsystems Inc., fabricante de motores para cohetes y componentes de satélites en Minneapolis.

Jugadores de primera

A su vez, EADS y otras compañías aeroespaciales de Europa no parecen estar satisfechas con ser jugadores menores frente a Washington y Moscú cuando se trata de la exploración científica o misiones tripuladas. Evert Dudok, presidente ejecutivo de la unidad
de satélites Astrium de EADS, dijo que Europa espera mejorar su nivel comercial para gradualmente incrementar sus programas de exploración con y sin tripulación.

"No se trata de una competencia" con EE.UU. o Rusia, señaló Dudok, en una entrevista.

"Se trata de tener reservas" y "caminos alternativos" para asegurar un transporte seguro y confiable a la estación espacial, la luna y más allá. En ese punto, dijo, "no puedo imaginar que Europa decida dar marcha atrás frente a misiones tripuladas".

La forma lógica de arrancar estas ambiciones, según las autoridades europeas de la industria, es mejorar el llamado Vehículo de Transferencia Automatizado, un proyecto de US$2.000 millones de la Agencia Espacial Europea que actualmente sólo es capaz de llevar carga hasta la Estación Espacial Internacional.

La primera fase de cualquier reforma sería transformar la cápsula VTA para que también pueda llevar carga de vuelta a la Tierra. Pero, "estará diseñada" para "que el segundo paso, que esté tripulada, sea posible", explicó Dudok. "

El gobierno de EE.UU. y las autoridades aeroespaciales, que están sufriendo sus propios problemas presupuestarios para desarrollar
un sustituto para el Transbordador Espacial para 2015, están siguiendo de cerca los avances europeos.

Siga bajando para encontrar más contenido