Una exclusiva Navidad en N. Y.

Una exclusiva Navidad en N. Y.

POR:
diciembre 17 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-17

EFE. La Quinta Avenida, una de las principales arterias comerciales de Nueva York, luce ya sus mejores galas para acoger la Navidad y a los consumidores ávidos de los regalos más exclusivos. Las fiestas navideñas en la ciudad de los rascacielos tiene en el encendido de las luces del árbol de Rockefeller Center una de sus tradiciones más arraigadas. Cada año una lujosa ceremonia, repleta de caras conocidas, sirve para dar la bienvenida al abeto y a sus luces y arrancar así la temporada navideña. Treinta mil luces iluminan durante más de un mes ese céntrico punto de la ciudad, pero no es el único lugar que recibe la Navidad como un auténtico acontecimiento. Grandes centros comerciales como Macy’s, Bloomingdale’s o Sak’s lucen desde mediados de noviembre sus mejores galas para recibir a los compradores y lugares céntricos como la Quinta Avenida son coronados con una gran estrella. También la Navidad es escenario de uno de los múltiples concursos curiosos que suelen tener lugar en Estados Unidos, y que van desde las mejores galletas con aromas de canela a quien es capaz de presentar el envoltorio de regalo más bonito. Los mejores “envolvedores de regalos” amateurs y profesionales se reúnen en Rockfeller Center desde hace 14 años para demostrar sus habilidades con el papel y los lazos y, de paso, conseguir un premio de 10.000 dólares. REGALOS EXCLUSIVOS A pesar de que la crisis económica puede frenar a los consumidores a la hora de comprar sus presentes, estas fiestas son el momento ideal para permitirse algún exceso. Entre esos lujosos caprichosos se encuentran unas espectaculares botas de Stuart Weitzman decoradas con 22.000 cristales de Swarovski y confeccionadas a mano. La cantante Rihanna ha sido una de las afortunadas que ha podido vestir estas altas botas, que conllevaron 200 horas de trabajo y que cuestan la friolera de 10.000 dólares. Desde hace tiempo los dispositivos electrónicos han logrado encabezar las listas de los deseos de muchas personas. La última innovación de Apple, el iPad, promete ser una de las estrellas de estas navidades. Para acompañarlo, nada mejor que una funda realizada en piel de cocodrilo de la marca Tod’s, la más cara del mercado con un precio de 4.900 dólares, o una más modesta de Chanel por 1.555. Otra de las firmas icónicas de Nueva York, la joyera Tiffany’s, apuesta este año por lujos alejados de los diamantes y presenta un exquisita colección de bolsos realizados en piel. Las que quieran pasearse por las calles de Manhattan con uno de ellos deberán desembolsar 16.500 dólares. Para los amantes de los placeres gastronómicos, marcas como Johnnie Walker Blue Label presenta una botella de 200 dólares de su mejor whisky, una mezcla única compuesta en parte por un whisky llamado Port Ellen, que ya no se comercializa. John Walter y su hijo Alexander crearon este exclusivo licor para celebrar el título nobiliario que la monarquía inglesa les concedió en 1934. Aquellos que deseen disfrutar del aroma de un buen café pueden optar por las cafeteras Citiz de Nespresso, que puede ir acompañada de un creador de espuma de leche Aeroccino, cuyo valor asciende a 349.95 dólares. Juguetes bilingües para los hispanos La realidad multicultural de Estados Unidos ha irrumpido con fuerza en muchos juegos infantiles y casas como Fisher Price ya ofrecen versiones bilingües de sus productos. Además de los muñecos y los productos relacionados con la famosa Dora la Exploradora, la empresa también ofrece la cocinita ‘Laugh and Learn’, cuyas canciones y sonidos están tanto en inglés como en español para que los niños se familiaricen con ambas lenguas desde pequeños. Además, en estas fiestas, nace un nuevo integrante de la popular familia de muñecas hispanas de Baby Abuelita: Javier, quien enseñará a los niños canciones de cuna tradicionales en español. Entre los niños y los adolescentes los regalos más codiciados siguen siendo los videojuegos. Unos entretenimientos que desde hace un tiempo han dado un giro para conseguir que, a parte de divertir, resulten educativos y no alienantes. Si hay una consola que ha logrado ser un juego familiar ha sido la vídeoconsola de tercera generación Nintendo Wii, el dispositivo que, a través de sus mandos inalámbricos, permite a pequeños y mayores jugar, pero también hacer ejercicio con juegos como Wii Sports Resort, con el que se puede practicar diferentes deportes como el baloncesto, tiro al arco o el tenis. En estas fiestas, Nintendo celebra el 25 aniversario de Mario Bros, juego emblemático de la casa, con una edición especial de la consola en llamativo rojo, acorde con el color de Santa Claus, que cuesta alrededor de los 200 dólares. Es un regalo que, junto a muchos otros, conseguirá unir a las familias en estas fechas tan señaladas. " Desde el mundo hispano nace una propuesta innovadora: un ‘blog’ para padres y madres donde pueden encontrar consejo para sobrevivir al estrés de las compras navideñas. Incluye una guía de regalos”.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido