Exilio de Dominique Strauss-Kahn podría afectar reelección de Nicolás Sarkozy en Francia

Analistas consideran que el ex ministro se perfila como una opción para la Presidencia de Francia, derrotando al actual mandatario que lo impulsó para presidir el FMI.

POR:
marzo 05 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-05

Cuando el presidente francés Nicolas Sarkozy impulsó la candidatura de Dominique Strauss- Kahn para liderar el Fondo Monetario Internacional (FMI), pareció estar deshaciéndose de un rival político. Es posible que haya sido un error de cálculo.

En momentos en que la crisis financiera global pone en primer plano al ex ministro de Economía, encuestas recientes sugieren que el socialista Strauss-Kahn puede derrotar a Sarkozy en las elecciones Presidenciales de 2012.

Strauss-Kahn, que tiene 60 años, dijo por primera vez en febrero que puede considerar interrumpir su mandato de cinco años en el FMI para presentar su candidatura a la presidencia francesa. Una encuesta de Ipsos que publicó la revista Le Point el 25 de febrero puso a Strauss-Kahn en el primer lugar de una lista de 31 políticos franceses, dado que el 57 por ciento de los consultados lo veía de forma positiva.

De las 953 personas encuestadas los días 19 y 20 de febrero, el 39 por ciento manifestó una opinión positiva de Sarkozy. Ipsos no dio el margen de error.

"Tal vez Sarkozy creó su propio monstruo al mandarlo al FMI", dijo Gerard Grunberg, director del Centro de Investigación Europeo del Instituto de Ciencias Políticas de París.

Strauss- Kahn ha "mejorado su credibilidad como político y como experto económico".

Es probable que una presidencia de Strauss-Kahn signifique una menor intervención del Gobierno en el mercado que durante la gestión de Sarkozy, según Laurent Dubois, del Instituto de Estudios Políticos de París. Sarkozy condenó en enero la política de empleo de la empresa fabricante de automóviles Renault S.A., que tiene sede en el suburbio parisino de Boulogne-Billancourt, y dijo que produce demasiados vehículos fuera de Francia.

El 22 de febrero, el mandatario convocó al presidente de Total S.A. de París, Thierry Desmarest, al Palacio del Elíseo para analizar las huelgas en las refinerías de la empresa.

Más realista

"Strauss-Kahn es uno de los socialistas más partidarios del libre mercado", dijo Dubois. El intervencionismo de Sarkozy es "un viejo modelo francés. Strauss-Kahn no comparte esa idea. Es más realista".

Una encuesta de CSA indicó en febrero que, en un hipotético cotejo en 2012, Strauss-Kahn obtendría el 52 por ciento y Sarkozy, el 48 por ciento. La firma encuestadora que tiene sede en París consultó a 802 personas.

El 4 de febrero se le preguntó a Strauss-Kahn en la radio RTL si consideraría abandonar el FMI, que tiene sede en Washington, para lanzar su candidatura a la Presidencia. "Tengo la intención de completar mi gestión en el FMI, pero si determinadas circunstancias me llevan a planteármelo, lo haré", dijo.

"Si las cosas evolucionan de manera apropiada, todos entienden que" renunciará al FMI, dijo Uri Dadush, director del programa de Economía Internacional de Carnegie en Washington.

 

Siga bajando para encontrar más contenido