Expanden redes eléctricas por US$ 2.000 millones

El Ministro de Minas dio el aval a 13 proyectos que van a convocatoria pública. ISA hará el segundo reforzamiento para el servicio en Bogotá.

Para Hidrosogamoso se diseñó el proyecto de Refuerzo 500.000 voltios Oriental

Archivo Portafolio.co

Para Hidrosogamoso se diseñó el proyecto de Refuerzo 500.000 voltios Oriental

POR:
septiembre 17 de 2013 - 03:27 a.m.
2013-09-17

En una de sus primeras actuaciones al frente de la cartera de Minas y Energía, el ministro Amylkar Acosta le dio el visto bueno al plan para fortalecer las redes de transmisión eléctrica del país, a través de la aprobación de 13 proyectos que irán a convocatoria pública, y la asignación directa de un esquema para reforzar el abastecimiento de Bogotá y Cundinamarca, debido al retraso del proyecto Nueva Esperanza, a cargo de Empresas Públicas de Medellín.

El viceministro de Energía, Orlando Cabrales, aseguró que entre ayer y hoy quedaría expedida la resolución con la que inicia el proceso, que tiene un costo estimado de 2.000 millones de dólares y que comprende el reforzamiento de redes de transmisión y la construcción de nueva infraestructura para atender la energía que generarán los nuevos proyectos, entre ellos Hidroituango (Antioquia), Hidrosogamoso (Santander) y la hidroeléctrica El Quimbo (Huila).

Según Ángela Cadena, directora de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), la idea es que este año queden asignados los primeros cuatro o cinco proyectos de transmisión, mientras el resto se irá entregando a través de concurso en los primeros meses del 2014.

Los primeros a adjudicar están orientados a fortalecer las redes de la costa Caribe y entre ellos figura el proyecto Bolívar-Cartagena, una línea de 230.000 voltios entre la subestación Bolívar y la subestación Termocartagena, así como el segundo transformador en la estación Copey, en límites del Cesar con el Magdalena, pensado para mitigar sobrecostos ante una salida de servicio.

Así mismo, figura el proyecto Flores-Caracolí-Sabanalarga en Atlántico, para interconectar esta central con el Sur de Barranquilla y Sabanalarga, lo que permitirá descongestionar la red y mejorar las condiciones del servicio.

Otra iniciativa relevante es la llamada La Loma, que con 500.000 voltios conectará la mina de Drummond en el Cesar al sistema interconectado nacional y atenderá la demanda de esta zona, a cargo de Electricaribe.

También aparece el proyecto Suria, de 230.000 kilovoltios, en el Meta, que deriva una línea existente y está previsto para fortalecer el abastecimiento a todo el departamento, teniendo en cuenta que se prevé crecimiento importante en la demanda, impulsado por el sector petrolero y el crecimiento que este genera en los municipios.

LAS MÁS GRANDES

Para Hidrosogamoso se diseñó el proyecto de Refuerzo 500.000 voltios Oriental, llevando una línea desde esta central hasta la subestación Norte (Cundinamarca) y desde ahí hasta el proyecto Nueva Esperanza.

Para conectar a Hidroituango, habrá dos líneas hacia la estación Cerro Matoso (Córdoba), y hasta la futura estación Antioquia, y otra entre Ituango e Hidrosogamoso, que pasa por Porce III, para enmallar todo el sistema y evacuar la generación de las cordilleras Central y Occidental.

FORTALECEN BOGOTÁ Y CUNDINAMARCA

Debido a las demoras de Nueva Esperanza, las autoridades tomaron la decisión de asignar directamente un sistema de compensación en la subestación Bacatá, ubicada en el municipio de Tenjo (Cundinamarca), a la firma Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), dueña de esta infraestructura.

De esta forma se reforzará la capacidad que tiene la capital para recibir energía proveniente de otras áreas del país, con el fin de conjurar cualquier riesgo de desabastecimiento por incremento en la demanda.

Según las estimaciones preliminares, la adecuación de esta nueva infraestructura de contingencia y confiabilidad para Bogotá, Cundinamarca y parte del Meta puede tener un costo de 50 millones de dólares.

Ómar G. Ahumada R.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido