Expedición Botánica se reproduce en ruta turística por bicentenario de la muerte de José Celestino Mutis

Forrma parte de proyectos de celebración del también bicentenario de la Independencia nacional. "Es un ejercicio de turismo cultural", sostiene Jaime Ramírez, coordinador de la Ruta, de Minicultura.

POR:
septiembre 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-11

Seguir los pasos de la Expedición Botánica por Mariquita, Ambalema, Honda y Guaduas se ha convertido en un plan de turismo cultural para conocer la historia de estos municipios en la época

Sabores, arquitectura, especies nativas se combinan en los proyectos de conmemoración en todo el país. Uno de ellos es la Ruta Mutis 'Vive la expedición en el siglo XXI'.

Cuenta que dentro del concepto encontraron que a través del turismo se busca mantener vivo el patrimonio cultural de la nación.

Y es que, precisamente, los municipios de Mariquita, Honda, Ambalema y Guaduas han sido declarados patrimonio. "Solo hay que ver sus centros históricos que conservan elementos de valor arquitectónico", dice Ramírez . "Estamos explorándolos para recuperar su interés patrimonial y revivir la historia", añade.

A su juicio, uno de los aspectos más importantes es que la gente de estos cuatro municipios está metida de lleno en la vida de Mutis y en cómo fue la Expedición Botánica.

"Se han creado grupos de vigías de patrimonio que están preparándose en proyectos de recuperación de memoria. Ya muchos niños de colegio tienen montados recorridos por el bosque vivo en Mariquita. Lo mismo en Honda, donde hay recorridos por la Calle de las trampas, con danza y las pescadoras de la época. todo eso que estamos recuperando Estamos buscando el contenido de la ruta", agrega Ramírez.

La Ruta apenas se lanzó, pero los ciudadanos ya saben que existe y están empezando a desarrollar servicios de buena calidad, cuenta el experto. Entre esos planes está rescatar la gastronomía típica y para de aquí a diciembre invitar no solo a los colombianos sino a los extranjeros a recorrer la zona.

"Allí Colombia es mas verde que en otras partes. Tiene contenido no solo por arquitectura sino por los bosques como el de Mariquita, el eje de la Ruta, ideal par ver toda clase de especies", dice el coordinador.

Los lugares

Guaduas es el primer municipio para recorrer. Por allí pasaba uno de los caminos reales más importantes de la Colonia, que enlazaba el puerto de Honda con Santafé y así comunicaba la costa caribe con el interior, con el Reino. El camino atravesaba de oriente a occidente el valle que los españoles denominaron inicialmente 'despoblado', convirtió a la población española allí establecida en un punto central para el desarrollo de la región.

En Guaduas se ubicó uno de los centros más importantes de la expedición. Allí se examinó con semillas traídas de las Antillas al adaptabilidad del níspero a la condiciones de la región. Los pensamientos de libertad que recorrieron el país no fueron ajenos al municipio que también fue la cuna de Policarpa Salavarrieta. Guaduas fue declarado Monumento Histórico de la Nación en 1959.
El siguiente punto es Honda, que empezó como una aldea pues su existencia dependía de ser el puerto de Mariquita. José Celestino Mutis utilizó el puerto para remitir sus hallazgos y semanalmente enviaba a sus herbolarios desde Mariquita en busca de algunas plantas que luego serían analizadas en su laboratorio.

Por su posición como cruce de caminos, esta población adquirió importancia rápidamente. La presencia de mercadere, hospedajes y forasteros no se hizo esperar.

El centro histórico de Honda, el Puente Navarro y su Plaza de Mercado fueron declarados patrimonio histórico de la Nación. Visitarlos es como hacer un viaje sal pasado.

Mariquita, en cambio, fue la sede de la Expedición Botánicadurante las décadas finales del siglo XVIII. Mutis empezó sus actividades científicas en la zona minera de Pamplona, Santander, y luego se trasladó en 1770 a las del Sapo, en la región del norte del Tolima.

Así el virrey Caballero y Góngora, conocedor de los estudios de Mutis, así como del interés de la corona en hacer expediciones científicas acogió la idea de organizarlas en zonas centrales del territorio del virreinato.

Por eso, allí en 1783 se estableció la primera fase de la Expedición. La casa funcionó como centro de acopio y laboratorio y el bosque, en las afueras de la población, se convirtió en lugar de observación de especies nuevas y de valor comercial para la corona.

Ambalema también fue destino de Mutis. El sabio recolectó en esas tierras importantes muestras de quina, corteza apreciada no solo por su valor medicinal sino comercial.

Luego de la Independencia, en 1825 un incendio destruyó la antigua población que se recuperó con la producción y comercialización de la hoja de tabaco.

Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1980 u hoy tiene como especial atractivo para los visitantes no solo su patrimonio arquitectínoco sino que es famosa por los cientos de columnas que sostienen los techos de los corredores de las viviendas.

Las facetas desconocidas del sabio

Al sabio Mutis se le conoce por ser el promotor de la Expedición Botánica. Sin embargo, hay aspectos de su vida que son desconocidos.

La tumba y los restos mortales del Sabio José Celestino Mutis reposan en Bogotá, en la Capilla de La Bordadita. Fue el fundador del primer Observatorio Astronómico del país y de América, cuya estructura fue la edificación civil más alta de Colombia durante muchos años.

Mutis fue empresario y tuvo varias minas, como la Montuosa en cercanías de Pamplona y las minas del Sapo en las proximidades de Ibagué.

Además de ser sacerdote, dedicó su vida a la medicina. Entre 1802 y 1804 incorporó el estudio de la anatomía a través de la disección y colaboró en la organización del plan de estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad del Rosario. También escribió el plan de matemáticas.

Siga bajando para encontrar más contenido