Experiencia agroindustrial thai

La agricultura tailandesa tropical ha logrado ubicarse en la punta en los mercados internacionales. ¿Por qué? ¿Cómo es su producción agropecuaria? ¿Cómo han avanzado en agregación de valor? ¿Cómo maneja su situación tropical? Hoy son líderes en productos étnicos y tropicales. ¿En qué está Colombia y qué oportunidades tiene?

POR:
agosto 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-31

Tailandia y Colombia, antípodas ecuatoriales, comparten sorprendentes características que los convierten en países de similar potencial en los mercados internacionales. Al analizar esas similitudes encuentra uno que la posición tropical, geoestratégica y biogeográfica de Colombia es mucho más ventajosa que la tailandesa. Sin embargo, Colombia participa del mercado mundial de exportaciones de alimentos con sólo el 0,2%, mientras que la porción tailandesa es del 2,1%. Para el 2005 se valoró en más de US$10.000 millones, según la FAO. En el mismo período, según el Dane, Colombia exportó alrededor de US$4.600 millones, incluyendo su principal producto, el café. La posición ecuatorial de Tailandia está sobre la línea del trópico en la que está Colombia y su área territorial ronda los 500.000 kilómetros cuadrados, un poco menos de la mitad del área colombiana. El pico más alto de sus montañas apenas alcanza la altura de Bogotá, y se encuentran zonas productivas de idénticas condiciones agro ecológicas a las del eje cafetero colombiano o macizo caucano, con excelente aprovechamiento agroexportador. Su población es mayor, con casi 65 millones de habitantes. Tiene problemas de línea de pobreza y hacinamiento urbano similares a los nuestros, pero ostenta una ventaja en infraestructura por sus excelentes vías férreas. Las thaksinomics, versión tailandesa de las reaganomics norteamericanas de los años 80, han traído a ese país un excepcional boom de inversión extranjera y de apertura comercial al mundo. Se trata de medidas de estímulo a la economía abierta instauradas desde el ascenso al poder como primer ministro del industrial Thaksin Shinawatra en el 2001. Esas medidas incluyen amplia apertura a la inversión extranjera y suscripción de tratados bilaterales de libre comercio con vecinos como China e India, próximamente con Japón y también con otros socios comerciales algo más lejanos, como Australia, Perú y Chile. Estos tratados se han ido abriendo paso poco a poco dentro de una política económica de exportación. Tal es su filosofía comercial, que pese a su lejanía geográfica con E.U., está en plena negociación un TLC con esta potencia debido a su alto consumo. Pero nunca lograrán niveles de competitividad como los que podría alcanzar Colombia en productos agroindustriales hacia nuestro socio estratégico comercial, por razones básicas de logística. No sólo pasa esto hacia Norte América, sino que esta misma situación la tiene Tailandia frente al mercado europeo, en donde la distancia de Colombia a Londres es más corta que la de Bangkok al mismo mercado, con 1.000 kilómetros de diferencia. Cabe aclarar que aunque Tailandia no es uno de los ‘tigres asiáticos’ si fue víctima de la burbuja especulativa que llevó a una fuerte depresión a toda la zona, a finales de los 80 y hasta mediados de los 90. Pero a partir de la llegada de Thaksin al poder y de la implantación de sus medidas aperturistas, la economía ha mostrado sostenidas cifras de crecimiento que sobrepasaron el 6% y que sólo fueron algo disminuidas por el ‘tsunami’ del 2005. Según el Banco Mundial, más del 50% de la fuerza laboral de Tailandia se emplea en la agricultura. El arroz es el cereal más importante del país: Tailandia es un exportador líder. También lo es en productos pesqueros, frutales, hortalizas, caucho, azúcar y tapioca (derivado de la yuca). Tailandia es altamente vulnerable a las fluctuaciones de precio de sus importaciones mayores, como el petróleo, pero ha sabido sacar ventaja del crecimiento de sus importaciones gracias a la demanda mundial que existe por sus productos, que van desde la pesca procesada hasta los textiles, pasando por la comida preparada y lista para el consumo. Directora de CCI "Tailandia es altamente vulnerable a las fluctuaciones de precio de sus importaciones mayores”.

Siga bajando para encontrar más contenido