Expertos advierten sobre riesgos de la futura reforma financiera

Sin haber llegado a las manos de los congresistas, la reforma financiera sigue generando polémica. Al temor de que llevaría a un aumento de las tasas de interés de consumo, se suman otras preocupaciones como que las compañías de financiamiento comercial pasarían a ser bancos, así como el fin de la prohibición para que los bancos puedan prestar para la compra de empresas.

POR:
noviembre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-30

Analistas como los de Fedesarrollo consideran riesgoso que las compañías de financiamiento comercial pasen a llamarse bancos de financiamiento comercial, pues temen que los pequeños ahorradores se confundan dado que las compañías de financiamiento no captan depósitos en cuenta corriente y tienen requisitos de capital muy inferiores a los de los bancos comerciales, lo cual podría conducir a eventuales riesgos sistémicos. “Es una idea desafortunada e iría en contra de las recomendaciones de Basilea17”, sostiene un documento de Fedesarrollo. Por su parte, el ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo, quien ha sido uno de los más críticos de la reforma, escribió un columna en PORTAFOLIO en la que asegura que permitir a los bancos destinar recursos del ahorro privado para adquirir el control de otras empresas podría traer consecuencias muy negativas, dado que no se pueden abrir las puertas para que se repitan descalabros como los del grupo Grancolombiano. “Esta prohibición, que se adoptó durante la administración Betancur como una de las herramientas para combatir la grave crisis bancaria de aquel entonces, y cuyos casos emblemáticos se dieron por entidades que utilizando con ligereza ahorro captado del público se apoderaron de infinidad de empresas del sector real, debe mantenerse”, enfatiza Restrepo. Sin embargo, frente a este temor no hay mucho consenso. El consultor y ex presidente de Asobancaria César González considera que esa prohibición ya no es aplicable, pues la regulación y la supervisión financiera han avanzado bastante y por ende se les debe dar más flexibilidad a los bancos. Algo similar opina el también consultor y ex superintendente bancario Néstor Humberto Martínez. Asegura que con esta iniciativa se actualiza la legislación colombiana y se permite una práctica que se realiza en 137 países del mundo. “La legislación actual ha creado un arbitraje regulatorio a favor de los bancos extranjeros, que son los que tienen el ‘monopolio’ de esa actividad. Por ello, lo más común es que para financiar una compra las empresas se van a Panamá –principalmente– a buscar los créditos”, agrega Martínez. Restrepo insiste en que así hayan cambiado las circunstancias durante el último cuarto de siglo, el riesgo del mal uso del ahorro público sigue latente. LO QUE QUEDA FALTANDO Aunque Fedesarrollo aplaude la idea de reformar el sistema finan- ciero, considera que al proyecto le faltan temas que, según diversos estudios, han sido grandes limi- tantes del sector, tales como la insuficiencia en materia de dere- chos de los acreedores, así como la disponibilidad de información financiera. “La reforma reciente a la Ley 550 introdujo mejoras en el primero de estos temas, pero no resolvió el principal problema del actual régimen de insolvencia, referido al proceso de votación”, dice el centro de investigación y agrega que la reciente Ley de Habeas Data tampoco soluciona las falencias en regulación de información financiera.

Siga bajando para encontrar más contenido