Expertos no le auguran mucho futuro a la Reforma tributaria, que abre agenda económica en el Congreso

Se debe al alto contenido político que manejará la Legislatura que arranca el próximo lunes. El Gobierno también presentará el proyecto de Presupuesto General del 2010, por $146 billones.

POR:
julio 16 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-16

En medio del mal momento de la economía, de la compleja coyuntura política y la plena marcha de las campañas electorales tanto para Senado y Cámara como para la Presidencia, arranca este lunes la última legislatura del actual Congreso de la República.

Sin duda, la incógnita para este semestre es la suerte que correrá la reforma tributaria, el proyecto más importante de la agenda econpomica que el Gobierno llevará esta vez al legislativo, además del proyecto de presupuesto para el 2010.

Por anticipado, algunos consideran que la coyuntura no está para 'cucharas' y mucho menos para impuestos. Por ejemplo, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, han advertido que en medio de un periodo electoral, con un Congreso de salida y un Gobierno terminando, hay un alto riesgo de que la reforma tributaria se hunda debido a los cambios que se le puedan introducir.

Es más, la iniciativa está precedida de la reunión de casi tres horas realizada en la Palacio de Nariño, en la que la mayoría de asistentes manifestó su oposición a una reforma tributaria en este momento y a la extensión de un impuesto al patrimonio por considerarlo antitécnico, inconveniente y hasta inconstitucional.

Allí se le plantearon al Gobierno otras alternativas para conseguir los dos billones que necesita.

Por ahora, la única sugerencia que el Ejecutivo atendería del sector privado es que el impuesto al patrimonio se siga cobrando en las mismas condiciones de hoy y para las mismas personas.

Es decir, que se cobre para patrimonios iguales o superiores a los 3.000 millones de pesos y no desde 2.000 millones de pesos como lo había planteado el Gobierno en un principio.

Así lo ratificó el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, quien dijo que el recaudo del impuesto al patrimonio para los que tengan entre 2.000 y 3.000 millones en bienes es marginal porque se traduce en 60.000 millones de pesos.

El grueso de este recaudo, 1,24 billones de pesos, provendrá de los patrimonios iguales o superiores a los 3.000 millones de pesos, razón por la cual no ve inconveniente aceptar esa modificación. La extensión sí sería por cuatro años.

Y si bien en la reunión del miércoles hubo voces, como la del ex director de Planeación Nacional Juan Carlos Echeverry, que le recomendaron al Gobierno ir a la banca para conseguir los dos billones de pesos que se recaudarían con esta reforma, en cambio de someter al país, no solo al riesgo que implica llevar un proyecto del que se sabe cómo entra, pero no cómo sale, así como someterlo a otra reforma en el 2010, el Ministro de Hacienda insiste en su posición.

"Sobre todo cuando usted (al Minhacienda) tiene un lío de 28 billones de pesos por las sentencias de la corte sobre salud", le dijo Echeverry.

Según Zuluaga, "discutir esta reforma, aún en medio de año electoral tendría dos beneficios adicionales. Uno, señal clara de responsabilidad política del Gobierno con un nuevo Gobierno. Y dos, contribuiría mucho a afianzar la confianza de los mercados en la economía colombiana y de las calificadoras de riesgo en el propósito nuestro de continuar en el grado de inversión".

En todo caso, Echeverry les dijo a los asistentes al Salón Bolívar que cualquier banco le prestaría esa plata al Gobierno. No hay que olvidar que hace un mes Ecopetrol acudió a bancos como el Agrario, Davivienda, Bogotá, Bancolombia, Banco de Occidente y Popular, entre otros, para conseguir 2,2 billones de pesos.

Ese proyecto será entonces el gran interrogante de la legislatura que arranca el lunes y que competirá con el referendo releecionista.

Para algunos expertos en los temas de Congreso como Javier Hoyos de Asesores Gestión Legislativa y Gobierno, esta iniciativa podría seguir por el mismo camino de la reforma tributaria territorial: quedar engavetada.

Los que están en trámite

Varios proyectos lograron 'salvarse' de la pasada legislatura tendrán que padecer elvivir y que seguirán su trámite en esta legislatura, pasaron porque al final les imprimieron el acelerador.

El proyecto que prohíbe a municipios entregar a terceros la gestión tributaria, y que se había hundido en mayo, revivió a los dos días y llega este 20 de julio faltándole solo su trámite en Senado.

Es la quinta vez que lo intenta. Otro de interés del Ministerio de Hacienda es el que amplia el cupo de endeudamiento para la Nación en 4.500 millones de dólares para el 2010 y 2011, y solo le falta un debate en la plenaria del Senado.

Igualmente, logró quedar 'vivo' el que aumenta las penas por la captación ilegal de recursos (pirámides). Y finalmente hay otro, el que le abre la puerta a la semidolarización en el país porque permite abrir cuentas bancarias en dólares y pagar créditos en la misma moneda.

Siga bajando para encontrar más contenido