Explotación de miles de trabajadores en Emiratos Árabes Unidos denuncia Human Rights Watch

En un informe de 80 páginas, HRW responsabiliza de estos abusos a "las agencias encargadas de suministrar la mano de obra a las constructoras y a las leyes represivas del país".

POR:
mayo 19 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-19

La situación se presenta con los empleados de un proyecto turístico conocido como "Isla de la Felicidad".

Bajo el título "La explotación de los trabajadores emigrantes en la Isla de la Felicidad, Abu Dhabi", el documento apunta que a pesar de que se han producido algunas mejoras en la situación de los trabajadores, se siguen cometiendo muchos abusos.    

Entre estos progresos, Human Rights Watch cita que el Gobierno de Emiratos ha mejorado las condiciones de las viviendas de los trabajadores y ha asegurado el pago puntual de los salarios en los últimos años.    

Sin embargo, para HRW, el Gobierno emiratí y las autoridades responsables del desarrollo de este proyecto aún no han resuelto las causas fundamentales de estos abusos: los honorarios ilegales de contratación y un sistema de patrocinio en el que un patrón ejerce prácticamente todo el poder sobre sus trabajadores.    

La organización insta a las instituciones que planean abrir sucursales en la isla, entre ellos el Museo Guggenheim y la Universidad de Nueva York, a que exijan a las constructoras la protección de los derechos fundamentales de las personas que trabajan en sus proyectos.    

"Estas instituciones internacionales tienen que mostrar que ni toleran ni se benefician de la explotación flagrante de estos trabajadores emigrantes", dijo la directora para Oriente Medio y el Norte de África de HRW, Sarah Leah Whitson.    

Trabajadores de la India, Pakistán, Bangladesh y de otros países del sur de Asia se encuentran, según el informe, mal pagados y profundamente endeudados, y su situación les imposibilita defender sus derechos e incluso abandonar sus puestos de trabajo.    

Abu Dhabi espera convertir la Isla de la Felicidad en un destino turístico internacional, que contará con cuatro museos, un centro de artes escénicas y un campus de la Universidad de Nueva York, así como numerosos hoteles y exclusivas residencias.

Siga bajando para encontrar más contenido