Explotación de sal: a privados

Finalmente este mes, tras por lo menos tres intentos fallidos de entregarlas al sector privado, la explotación de la sal de las minas de Zipaquirá y Nemocón (Cundinamarca), Upín (Meta) y Galerazamba (Bolívar), pasó a manos de un grupo de empresarios que se encargarán de su administración en los próximos 30 años.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

La Unión Temporal Salinas Galera se quedó con la explotación de Galerazamba; las minas de Zipaquirá y Nemocón serán operadas por la Unión Temporal Salinas de Nemocón, y Alejandro Montaña Pradilla explotará las minas de Upín localizadas en el municipio de Restrepo en el Meta. De esta manera, el Estado sale de uno de los últimos recursos naturales que explotaba por su propia cuenta y riesgo, como otros que ya son del resorte del sector privado. Y aunque en la actualidad la sal no tiene la connotación geopolítica de otrora, sigue perfilándose como un negocio con enorme potencial. La prueba de ello es que las firmas que se quedaron con las cuatro minas subastadas, ofrecieron pagar en promedio 110 por ciento más (16.000 millones de pesos) de lo que pedía el gobierno como precio base (7.600 millones). A pesar de que en un principio el municipio de Zipaquirá opuso en principio cierta resistencia a la entrega de la sal a los privados, hoy el alcalde del municipio, Jorge González, reconoció que la subasta fue beneficiosa para los intereses de la región. “De los 300 millones de pesos que recibimos el año pasado, ahora le entrarán al municipio y al departamento 9.000 millones de pesos que servirán para financiar planes de salud y educación”, dijo el burgomaestre. El verdadero valor de la sal, es que es un insumo fundamental en por lo menos un centenar de procesos industriales que van desde la fabricación de alimentos balanceados hasta la de detergentes y vidrio. Eduardo Arce, director de Concesión Salinas, dijo que debido a que el Gobierno no tenía la posibilidad de invertir en la cadena de valor, fue que se optó por el sector privado. LA PRODUCCIÓN COLOMBIANA Colombia produce anualmente unas 540.000 toneladas anuales de sal, una cifra muy pequeña si se tiene en cuenta que México, por ejemplo, tiene una producción de seis millones de toneladas al año. El 40 por ciento de la sal criolla proviene de las minas de Zipaquirá, Nemocón, Upín y Galerazamba, mientras que el restante 60 por ciento se extrae de Manaure en La Guajira, en donde se producen alrededor de 300.000 toneladas de sal al año pero el potencial es de un millón, las cuales podrían ser exportadas.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido