Exportaciones no mineras sacan la cara en un año de caída

A diferencia de las materias primas, este tipo de productos ha resistido mejor el enfriamiento del intercambio comercial.

Exportaciones no mineras sacan la cara en un año de caída

Archivo Portafolio.co

Exportaciones no mineras sacan la cara en un año de caída

POR:
septiembre 11 de 2013 - 01:06 a.m.
2013-09-11

Varios elementos han jugado en contra del intercambio comercial del país en lo corrido de este año, pues las exportaciones a julio cayeron 4 por ciento, al ubicarse en 33.937 millones de dólares, según el Dane.

Los productos básicos como el petróleo y la minería responden por buena parte de la caída, pues representan dos tercios del total de lo que vende el país.

Y si bien las exportaciones de otro tipo de productos están prácticamente estancadas, en la medida en que en el acumulado del año hasta julio retrocedieron 0,7 por ciento, están ganando terreno en la canasta exportadora.

Por ejemplo, en los despachos a Estados Unidos, que es el principal socio comercial de Colombia, ganaron un punto de participación en el último año, y ya representan casi el 29 por ciento. Esto, a pesar de que cayeron 8 por ciento en valor.

Los productos no mineros que más compra ese mercado, aparte de las flores y el café, son perlas y piedras preciosas, alimentos, confecciones, plásticos, y químicos.

Entre tanto, los productos que más están creciendo son cueros, textiles y maquinaria, aunque hay una gran variedad de artículos manufacturados que aún maneja volúmenes muy pequeños, pero están concretando negocios en ese país.

Con Canadá, con quien Colombia tiene un TLC vigente hace ya dos años, el panorama es agridulce. Durante este tiempo, las exportaciones han tenido una caída continua, tanto de las materias primas como de las no tradicionales.

Pero, de los 220 millones de dólares que se despacharon en los siete primeros meses de este año, el 60 por ciento son productos no mineros, mientras que hace un año era apenas el 45 por ciento.

En el caso de la Unión Europea, los productos distintos al petróleo y al carbón ganaron un punto de participación y ahora son el 25 por ciento de los despachos, con todo y que la caída en valor fue del 5 por ciento.

Sin embargo, la situación dentro del bloque es muy diversa. Mientras que en Países Bajos y España (los principales destinos en esa región) no llegan ni al 18 por ciento, en Francia son el 25 por ciento, en Alemania representan el 36 por ciento y en Bélgica llegan al 96 por ciento.

COMPRAN TODO

Y en cuanto a los destinos tradicionales, que son los latinoamericanos, las ventas de productos no tradicionales siguen siendo mayoría ‘abrumadora’.

En el caso de México, pasaron del 87 al 95 por ciento en un año, impulsadas por los vehículos.

A Mercosur crecieron más del 50 por ciento y ya son el 74 por ciento.

Hacia Perú también tuvieron un incremento considerable, pues pasaron del 73 al 85 por ciento, y en el caso de Venezuela continúan rondando el 80 por ciento.

Mientras tanto, el 90 por ciento de lo que se vende a Ecuador es distinto a combustibles (hace un año era el 95 por ciento).

En cambio, aún son minoría los despachos no tradicionales hacia Chile, a pesar de que se ha convertido en un socio importante para el país.

El único país en donde la tendencia es distinta es China. Mientras que las ventas colombianas distintas a los combustibles representaban el 25 por ciento hace apenas dos años, hoy están en el 15 por ciento.

EL RETO ES SEGUIR BUSCANDO OPORTUNIDADES, PESE AL ENTORNO

Las cosas no pintan fáciles.Se espera que el comercio mundial crezca apenas 2,5 por ciento este año, según las proyecciones de la Organización del Comercio. En tanto, la Cepal dijo ayer que la expectativa para el 2013 es que las ventas externas de la región avancen apenas 1,5 por ciento.

Aunque el escenario para lo que resta del año seguirá complicado, es clave seguir buscando oportunidades.

Un informe del centro de estudios Anif señala que si se busca balancear la canasta exportadora para que la mitad sean materias primas y el resto corresponda a otro tipos de productos, hay que priorizar el aprovechamiento de las oportunidades que traen los tratados de libre comercio. Por otro lado, es clave “el avance de un conjunto de políticas públicas por parte del gobierno (flexibilización laboral, infraestructura y educación técnica) que elevarían la competitividad del aparato productivo nacional”.

Siga bajando para encontrar más contenido