Exportaciones tradicionales caerían 34 por ciento este año

Según el Gobierno, las ventas de productos como petróleo y carbón bajarán US$ 13.000 millones. Déficit en cuenta corriente crecería hasta el 5,6 por ciento del PIB, con devaluación de por medio.

Según Fedesarrollo, el déficit en la cuenta corriente sería del 6,5 por ciento este año.

Archivo particular

Según Fedesarrollo, el déficit en la cuenta corriente sería del 6,5 por ciento este año.

Finanzas
POR:
junio 22 de 2015 - 01:01 a.m.
2015-06-22

Mientras que el Gobierno se ha dado a la tarea de intentar darle un impulso a las exportaciones no tradicionales en medio de un momento crítico para las cotizaciones internacionales del petróleo y para la comercialización de productos minero – energéticos, las proyecciones por el lado de la venta de productos tradicionales no lucen del todo alentadoras para este año.

Y es que según el Marco Fiscal de Mediano Plazo del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, las exportaciones de productos tradicionales (como los hidrocarburos y los derivados de la minería) caerían casi un 34 por ciento este año. Eso significa dejar de vender a los principales socios comerciales cerca de US$ 13.000 millones.

Sin embargo, por el lado del volumen de las importaciones, señala el documento, se espera una contracción cercana al 10 por ciento al terminar este año. Esto implica que caerían las compras de bienes intermedios y también de capital en medio de un contexto en el que el peso se ha depreciado frente al dólar.

El resultado de todo esto al terminar el año, según el Gobierno, es que el déficit en la cuenta corriente del país pasará de 5,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a 5,6 por ciento teniendo en cuenta el efecto de la depreciación sobre el PIB.

Ese faltante, sostiene el Marco, va a ser financiado “con entradas de capital extranjero por un valor de US$18.756 millones, monto inferior en US$5.307 millones al que se registró en el 2014”.

No obstante, precisa el Ministerio, si se resta el efecto de la devaluación sobre el PIB que se mide en dólares, “el déficit de cuenta corriente para el 2015 asciende al 4,8 por ciento del PIB”.

Pese a los pronósticos oficiales, el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, cree que el déficit en la cuenta corriente no será del 5,6 por ciento, sino del 6,5 por ciento del PIB. Esa cifra, resaltan las estimaciones del centro de pensamiento, supone que las exportaciones no tradicionales crezcan 3,4 por ciento en el 2015 y que las importaciones totales se reduzcan un 7 por ciento.

Entretanto, las proyecciones del Marco para el período 2015-2026 apuntan a que el déficit promedio en la cuenta corriente nacional será del 4,5 por ciento del PIB. En ese lapso, se espera que las exportaciones de bienes y servicios representen un 17 por ciento del PIB como consecuencia de una recuperación de la demanda externa, en particular, de Estados Unidos y de Europa.

“Las importaciones se ubicarían en promedio en un 20 por ciento del PIB (durante el lapso mencionado), lo que contribuirá a que el balance de la cuenta corriente se reduzca de manera paulatina”, precisa el documento.

Sergio Clavijo, presidente de Anif, estima que este año podría llegar a darse un faltante de US$ 20.000 millones “en el financiamiento de la cuenta de capital de la balanza de pagos. Esto significa que de inversión extranjera ya no llegarían US$ 16.000 millones anuales, sino US$12.000 millones, lo cual dejaría un hueco de US$ 8.000 millones por tapar. Este año, existe dinero para cerrar la brecha sin tener que acudir a las reservas internacionales que tiene el Banco de la República”.

EL INGRESO DE REMESAS AL PAÍS SERÍA MENOR EN EL 2015 Y EN EL 2016

De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Hacienda, las proyecciones apuntan a que en el escenario de mediano plazo vendrá “una leve disminución en el valor de remesas como porcentaje del PIB, llegando a un valor promedio de 0,9 por ciento del PIB entre 2015 y el 2016”.

El argumento del Gobierno para estimación, radica en que las expectativas futuras de crecimiento de la economía colombiana y su actual desempeño pueden “desincentivar las dinámicas de emigración”. Sin embargo, está previsto que la economía de Estados Unidos y de la eurozona se recupere.

El año pasado, según las cuentas del Ministerio, ingresaron US$4.093 millones de remesas al país, lo cual significó una caída del 7 por ciento en comparación con los montos del 2013.